Deducciones de impuestos para costos de publicidad y promoción

Escrito por Dennis Hartman | Traducido por Guido Grimann

Muchos elementos están comprendidos en el costo total de operar un negocio. Mientras que algunos de estos productos hace que las empresas sean elegibles para deducciones y créditos fiscales especiales, otros simplemente aplican a los beneficios que una empresa logra, lo que reduce su deuda tributaria mediante la reducción de su base imponible. Publicidad y gastos promocionales pueden caer en una u otra categoría.

Naturaleza de las deducciones

Para las personas que detallan sus deducciones de impuestos, cada deducción es una entrada independiente en la declaración de impuestos que reduce la base imponible del valor de la deducción. El proceso es un poco diferente para las deducciones en los impuestos de negocios. Las empresas rinden cuentas de sus gastos, que luego restan de los ingresos totales para revelar la base imponible. Los gastos de publicidad y promoción son deducibles porque son parte del costo de hacer negocios, al igual que lo son elementos tales como la nómina, las materias primas, locales comerciales arrendados y los impuestos de propiedad.

Regulaciones de deducciones

Las empresas sólo pueden deducir el costo de la publicidad y las promociones cuando estos gastos son ordinarios y necesarios. Esto significa que los gastos de publicidad y promoción son solamente deducibles cuando tienen una clara relación con la empresa y su capacidad para llegar a los clientes, la gestión de su imagen de marca o proporcionar información acerca de sus productos. Los esfuerzos como patrocinios o donaciones anónimas no son de promoción porque no pueden representar a la empresa ante el consumidor, por lo que no son elegibles para las deducciones.

Deducciones que califican

Aparte de los esfuerzos anónimos y sin nombrar, una empresa puede deducir la mayoría de sus gastos de publicidad y promoción de sus ingresos imponibles. Esto incluye la publicidad al aire libre; honorarios por TV, radio y marketing online, los costos asociados al uso de las agencias de publicidad o empresas de comercialización y los costos de derechos de copia de anuncios, logotipos y lemas comerciales. Otros gastos de promoción que son deducibles incluyen la impresión de tarjetas de visita con logotipos de empresa, folletos de impresión, la celebración de eventos especiales para los clientes, el patrocinio de equipos deportivos y de donaciones que logran el reconocimiento público.

Consideraciones

El resultado de las deducciones fiscales para la comercialización y los gastos de promoción es que las empresas ahorran dinero en impuestos cuando gastan más en publicidad. Estos ahorros desempeñan un pequeño papel en la determinación de la cantidad que una empresa debe gastar en marketing. Sin embargo, la comercialización eficaz también aumenta las ventas y los ingresos aumentan, dejando a un negocio con una aún mayor responsabilidad fiscal en el futuro. Gastar menos en publicidad reduce la deducción de impuestos, pero le da un negocio más dinero (incluso después de pagar sus impuestos) que se utilizará para la expansión de su fuerza de trabajo, el desarrollo de productos y el pago de la deuda.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images