Pros y contras de la responsabilidad social corporativa

Escrito por Maria Kielmas | Traducido por Enrique Pereira Vivas
Las empresas pueden mejorar su reputación al contribuir con la conservación del medio ambiente local.

Las empresas pueden mejorar su reputación al contribuir con la conservación del medio ambiente local.

El concepto de "responsabilidad social corporativa" se ha convertido en omnipresente y se ha ganado su propio acrónimo en los círculos de negocios: CSR (por sus siglas en inglés). El término significa que una empresa debe rendir cuentas a la comunidad, así como a los accionistas, por sus actos y operaciones. Cuando una empresa adopta una política de CSR, tiene como objetivo demostrar el objetivo de la defensa de los valores éticos, así como el respeto de las personas, las comunidades y el medio ambiente. La corporación se compromete a vigilar el cumplimiento de su política declarada de CSR e informar de ello con la misma frecuencia que reporta sus resultados financieros.

Rentabilidad y valor

Una política de CSR mejora la rentabilidad y el valor de la empresa. La introducción de la eficiencia energética y el reciclado de residuos reduce los costos operativos y los beneficios al medio ambiente. El CSR también aumenta la responsabilidad y la transparencia de la compañía con los analistas de inversiones y los medios de comunicación, accionistas y las comunidades locales. Esto a su vez mejora su reputación entre los inversores como los fondos de inversión que integran el CSR en su selección de valores. El resultado es un círculo virtuoso donde el valor de la acción de la empresa aumenta y su acceso al capital de inversión se facilita.

Relaciones con el cliente

La mayoría de los consumidores, el 77 por ciento, considera que las empresas deben ser socialmente responsables, de acuerdo con una encuesta de marca de la empresa Landor Associates citado por la Escuela de Wharton de la Universidad de Pennsylvania. Los consumidores se sienten atraídos por aquellas empresas que tienen una reputación de ser un buen ciudadano corporativo. La investigación en la Universidad de Tilburg en los Países Bajos mostró que los consumidores están dispuestos a pagar un precio mayor del 10 por ciento para los productos que consideren que son socialmente responsables.

Costos

La principal desventaja del CSR es que sus costos recaen de manera desproporcionada sobre las pequeñas empresas. Las grandes empresas pueden permitirse el lujo de asignar un presupuesto a los informes de CSR, pero esto no está siempre abierto a las pequeñas empresas que tienen entre 10 y 200 empleados. Una pequeña empresa puede usar los medios sociales para comunicar su política de CSR a los clientes y a la comunidad local. Pero se necesita tiempo para supervisar los intercambios y podría implicar la contratación de personal adicional que la empresa puede no ser capaz de pagar.

Lavado verde

Algunos críticos creen que la responsabilidad social corporativa puede ser un ejercicio de futilidad. La gestión de una empresa tiene una obligación fiduciaria para con sus accionistas, y la CSR se opone directamente a esto, argumenta Aneel Karnani, profesor de la Universidad de Michigan, en un artículo del Wall Street Journal. La responsabilidad de los ejecutivos con los accionistas es maximizar las ganancias. Un gerente que abandona los beneficios en favor de algunos de los beneficios para la sociedad puede esperar perder su trabajo y ser reemplazado por alguien para quien las utilidades son una prioridad. Es por eso que algunas compañías hablan sobre CSR pero no hacen nada al respecto. Esto se conoce como lavado verde, dice Karnani.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images