La ventaja fiscal en la compra de activos

Escrito por Leslie McClintock | Traducido por Erick Montesdeoca

Al comprar o vender una empresa, hay dos métodos principales para transferir la propiedad: a través de una compra de activos o de una compra de acciones. Cuando alguien compra los activos, normalmente dejan al dueño anterior con la mayoría o todos los pasivos. En el caso de una compra de acciones, el comprador adquiere los pasivos de la compañía, conocidos y desconocidos, junto con los activos.

Base imponible

Para comprender las ventajas de una compra de activos, debes entender la base imponible. Ésta es la cantidad de dinero que una empresa ha invertido en un activo. Cuando vendes un activo para obtener una ganancia, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) cobra impuestos sobre la plusvalía en la diferencia entre el precio de venta y la base imponible de la empresa en el activo. A pesar de que ese activo sea el inventario, el IRS cobra impuestos sobre las ganancias.

Aumento en el valor

Cuando un comprador adquiere los activos de una empresa en una venta de acciones, recibe un "aumento" en el valor. Esto significa que el precio que pagó por el activo es su nueva base imponible en la propiedad. Esto es ventajoso porque cuando venda la propiedad con el tiempo, esto reducirá la máxima responsabilidad de impuesto en la venta.

Depreciación

Los bienes de capital son propensos a un deterioro gradual y a la obsolescencia. El Servicio de Rentas Internas es consciente de ello y por lo tanto permite a las empresas deducir una parte del costo del equipo o de los activos de capital cada año durante la vida útil prevista del equipo o de los activos. Cuanto mayor sea la base de los costos en el activo, mayores serán los límites de las deducciones por depreciación. Esto puede significar un mayor flujo de dinero neto para el adquirente lo cual lo haría efectivo en una venta de acciones.

Sección 338

Esta sección de la Normativa de Rentas Internas permite a las empresas que el IRS procese una compra de acciones como una compra de activos por razones de impuestos. Sin embargo, el comprador sigue asumiendo todos los pasivos de la empresa. El comprador y el vendedor deben estar de acuerdo con la opción. El comprador debe pagar todos los impuestos que se deriven del aumento en la base imponible, a lo que el IRS se refiere como una "venta estimada de activos". La diferencia entre la base imponible del vendedor y la nueva base imponible aumentada del comprador crea una obligación tributaria inmediata. Las reglas implicadas en las transacciones de la Sección 338 son complejas. Es posible que desees consultar a un asesor experimentado en adquisiciones de negocios en lugar de navegar por estas reglas por ti mismo.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images