¿Cuáles son los tres métodos básicos para la evaluación de puesto de trabajo?

Escrito por Amie Martin | Traducido por Tere Colín

Mediante el empleo de un proceso de evaluación de los puestos de trabajo en tu organización empresarial, puedes evaluar el contenido y el valor relativos de los puestos y determinar una compensación equitativa, comprensible y competitiva. El contenido del puesto de trabajo se evalúa en función del tipo de trabajo, las habilidades y los conocimientos requeridos; el valor se evalúa sobre la base de la contribución de cada puesto de trabajo a los objetivos de la empresa. Tres de los métodos más comúnmente utilizados para la evaluación de los puestos del trabajo, sobre los que se basan otros métodos, se pueden adaptar a las necesidades específicas de tu empresa.

Método por rangos

El método por rangos ubica cada puesto dentro de tu organización, desde el más alto hasta el más bajo. En lugar de que un puesto de trabajo sea asignado a un grupo, que es el método de clasificación, o que una totalidad de puntajes sean asignados a los factores del trabajo, que es el método de puntajes, a cada puesto se le asigna un rango basado en el valor global y la complejidad dentro de tu organización. La jerarquía del organigrama de una empresa es un ejemplo visual del método de rangos. Este método es muy adecuado para las pequeñas empresas debido a su sencillez, pero puede ser difícil de establecer y mantener en organizaciones más grandes y complejas.

Método de puntajes

El método de evaluación de los puestos de trabajo por puntajes utiliza una escala establecida (ya sea personalizada o siguiendo una plantilla) de factores clave del trabajo y puntajes máximos asociados para cada posición dentro de tu organización. Ejemplos de factores incluyen habilidades, responsabilidad y esfuerzo. Cada factor puede tener subfactores; las habilidades, por ejemplo, pueden incluir subfactores como la capacitación y el entrenamiento. Una vez que hayas probado la amplitud de los factores de tu organización y desarrollado un sistema de puntajes, evalúa cada posición de manera individual. Los puestos de trabajos son finalmente clasificados en función del número total de puntos, de mayor a menor, y la compensación se asigna en consecuencia. Los trabajos con un total de puntos similares generalmente tienen escalas salariales similares.

Método de clasificación

La clasificación utiliza categorías o clases, de los puestos con contenidos y valor similares. Ejemplos de categorías incluyen habilidades ejecutivas, administrativas, calificada y semicalificadas. El número de categorías y su contenido relativo, valor y niveles salariales asociados están determinados por tu organización. Este método funciona bien para las grandes organizaciones, como agencias gubernamentales y corporaciones en todo el mundo con numerosas sedes. Los puestos de trabajo dentro de la misma clase tienen paquetes de compensación equiparables.

Consideraciones

Hasta cierto punto, el proceso de evaluación de un puesto de trabajo es a menudo subjetiva, independientemente del método utilizado. Utiliza el mismo método para todos en su organización. Si tienes descripciones de los puestos ya existentes, utilízalos con tu método de evaluación del puesto de trabajo y revísalos cuando sea necesario; en caso contrario, aprovecha esta oportunidad para desarrollarlas. Las descripciones de trabajo deben estar en concordancia con la colocación por rango, puntajes totales o la clasificación del empleo. Habla con sus gerentes y empleados al momento de revisar o crear las descripciones de los puestos de trabajo y de implementar tu método de evaluación del puesto de trabajo, ya que pueden proporcionarte aportaciones actualizadas, directas y valiosas. El proceso de evaluación de los puestos de trabajo evalúa posiciones, no a las personas que los desempeñan. Al involucrar abiertamente a tu equipo en el proceso, puedes evitar sentimientos negativos hacia lo que podría, a su vez, afectar la moral y el rendimiento.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images