¿Cuáles son los pasos para convertirse en pediatra?

Escrito por Fred Decker | Traducido por Marcela Carniglia

Algunas especialidades médicas están centradas en el tratamiento de una enfermedad específica, o de una parte específica del cuerpo. Otras, incluyendo la pediatría, giran en torno a la atención de grupos específicos de pacientes. En el caso de los pediatras, los pacientes son los niños. Los pediatras tratan a los pacientes desde el nacimiento hasta la edad adulta, generalmente hasta los últimos años de la adolescencia. Convertirse en un pediatra requiere el mismo entrenamiento que otros médicos, pero con énfasis en los niños y sus necesidades médicas especiales.

Educación universitaria

Un grado premédico universitario es el primer paso para convertirse en un pediatra. Estos son los grados de bachiller en ciencias que tienen un curso de trabajo cuidadosamente seleccionado para cumplir con los requisitos de las escuelas de medicina mientras sigues cumpliendo los requisitos normales de un bachillerato bien construido. Un típico programa de medicina cubre física básica, química y biología y cálculo o estadística. Algunos programas ofrecen cursos de anatomía o terminología médica como optativas, que pueden ayudar a los estudiantes después de que se han mudado a la escuela de medicina. Los estudiantes de medicina deben declarar la especialidad, como otros estudiantes, y los futuros pediatras pueden beneficiarse con la especialización en psicología infantil u otra disciplina que esté estrechamente relacionada con la pediatría.

Escuela de medicina

Antes de calificar como pediatras, los médicos primero deben completar un doctorado de cuatro años en una escuela de osteopatía o medicina. Aunque las escuelas individuales varían en su presentación del material, como una regla de la primera mitad del programa se enfoca la teoría en el aula, mientras que la segunda mitad se carga más a la práctica asistencial en contextos clínicos. Las clases se basan en los cursos de ciencias básicas de la licenciatura de medicina, adentrarse en la farmacología, fisiología, comportamiento, genética y química orgánica. La ética médica y la ley médica, tanto estatal como nacional, también están cubiertas. Muchos cursos electivos y rotaciones clínicas disponibles estarán centrados en el niño y los pediatras futuros deberían tomar estos siempre que sea posible.

Residencia, becas y junta de exámenes

Aunque los estudiantes son médicos después de graduarse de la universidad médica u osteopática, aún no están entrenados completamente. La pediatría requiere una residencia de tres años en un programa aprobado, tratando a los niños bajo la supervisión de los pediatras experimentados. Los candidatos que deseen especializarse en neonatología, genética médica, cuidado crítico u otras subespecialidades pediátricas deben pasar otros dos o tres años aprendiendo esas disciplinas en programas de becas. Al final de este periodo de formación, el médico puede escribir exámenes administrados por el American Board of Pediatrics. Si tiene éxito, el candidato es certificado como pediatra. Las subespecialidades como la neonatología requiere su propio proceso de certificación.

Ingreso y perspectiva

Una revisión de las encuestas del salario médico realizada por la revista Modern Healthcare en 2011 encontró que los salarios promedio para los pediatras van desde un mínimo de US$161.732 a un máximo de US$229.041 por año. Los especialistas pueden ganar más. El mismo artículo citó salarios promedios tan altos como de US$480.000 anuales para los neonatólogos en una encuesta y en el rango de US$300.000 en otros. Las previsiones de la Bureau of Labor Statistics demandan para los médicos en general, un crecimiento del 24% entre 2010 y 2020. El "auge de natalidad" de hijos y nietos está entrando ahora en sus primeros años de crianza, y la demanda de los pediatras debería permanecer alta en los años venideros.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images