¿Cuál es la diferencia entre un podiatra y un ortopedista?

Escrito por Kay Lee | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez
Tanto los podiatras como los ortopedistas pueden asistirte con el dolor que te invade en tus caminatas diarias.

Tanto los podiatras como los ortopedistas pueden asistirte con el dolor que te invade en tus caminatas diarias.

Si sufres de dolor en los pies, puedes buscar atención médica. Puede ser difícil decidir si deberías ver a un podiatra o a un ortopedista. Si tu dolor está limitado al pie y al tobillo, busca asistencia de un podiatra. Si tu dolor parece ser más global y puede relacionarse con otro problema de salud, busca ayuda médica de un ortopedista.

Podiatra

Un podiatra es un doctor en medicina podiátrica, lo que significa que se ha especializado en temas relacionados con los pies, los tobillos y la parte baja de las piernas. Los podiatras pueden realizar cirugías de pies y tobillos y determinar un tratamiento, como prótesis, calzado especial o rodilleras.

Requisitos para ser podiatra

Para convertirte en podiatra, debes completar cuatro años en la escuela de medicina que tenga clases de podiatría médica y rotación quirúrgica. Una vez completada la escuela de medicina, un futuro podiatra puede continuar sus estudios y realizar una residencia que la permita un entrenamiento podiátrico más intensivo por seis meses a cuatro años. Al igual que otros profesionales médicos, un podiatra debe pasar los exámenes de su colegio y estar en regla con el organismo estatal competente, cumpliendo con los requisitos de educación continua y las cuotas de la licencia.

Ortopedista

Un ortopedista es un médico que se especializa en los huesos, las articulaciones y los tendones, básicamente las partes del cuerpo que permiten que el individuo se mueva. Los ortopedistas se especializan en las afecciones musculares y esqueléticas de todo el cuerpo, pero pueden especializarse en una parte en particular, como los pies o los hombros. Los ortopedistas también tratan otros problemas y enfermedades que pueden afectar a los músculos y los huesos del paciente.

Requisitos para ser ortopedista

Para convertirte en ortopedista, debes completar cuatro años en la escuela de medicina. Luego, los futuros ortopedistas completan una residencia ortopédica de posgrado, que puede durar hasta cinco años, así como una colegiatura de investigación de un año, donde el ortopedista puede seleccionar una parte del cuerpo en la que especializarse. Como ocurre con los podiatras, los ortopedistas deben pasar los exámenes del colegio y estar en regla con el organismo estatal de licencias.

Créditos de las fotos

  • Apple Tree House/Lifesize/Getty Images