¿Cuál es la diferencia entre un anuncio y un comercial?

Escrito por Rick Suttle | Traducido por Sandra Magali Chávez Esqueda

Las pequeñas empresas pueden utilizar con eficacia tanto comerciales como anuncios para vender sus productos o servicios. Sin embargo, hay ciertas diferencias inherentes en ambos tipos de publicidad. Una diferencia clave es el tipo de papel utilizado para los anuncios y comerciales. Los productos y servicios de una compañía también se presentan de una manera diferente. Las empresas tienen que establecer sus objetivos principales la hora de comercializar sus productos y servicios antes de decidir si usar comerciales o anuncios.

Medios de comunicación

Los comerciales suelen ser emitidos por televisión o radio. Los dueños de negocios también pueden hacer comerciales con vídeos en Internet o podcasts, que incluyen teléfonos celulares y otros dispositivos portátiles. Los anuncios se consideran por lo general los medios impresos. Las pequeñas empresas suelen publicar anuncios en las revistas, los periódicos, las páginas amarillas y revistas de cupones. Las revistas de cupones son las publicaciones que se distribuyen por correo o en el periódico del domingo. Las empresas también pueden hacer varios anuncios en Internet, tales como banners y pop-ups.

Visualización de la información

Las pequeñas empresas que utilizan comerciales a menudo usan actores demostrando sus productos o servicios. La gente puede ver los productos que se utilizan durante los comerciales de televisión. Un especialista en marketing con la publicidad comparativa en la televisión puede incluso demostrar cómo las marcas de una compañía son superiores a las del principal competidor. Los consumidores también pueden escuchar comerciales de radio en sus autos. Por lo tanto, los comerciales son más atractivos a los sentidos, que los anuncios. La gente lee sobre todo anuncios. Estos anuncios pueden ocupar páginas completas a todo color con imágenes o ser más de naturaleza clasificada, usando el texto en blanco y negro.

Duración

Los comerciales son mucho más efímeros que los anuncios. La mayoría de las empresas compran segundos comerciales de televisión o de radio. Treinta, 15 - y 10-segundos son las duraciones bastante comunes para los comerciales de televisión, según la revista "Emprendedores". Los tiempos de los comerciales de radio son similares. Los anuncios en los periódicos son administrados por día. La mayoría de los anuncios de las revistas están dirigidos por mes, y los anuncios de páginas amarillas se ejecutan sobre una base anual. Sin embargo, los anuncios impresos pueden durar indefinidamente en ciertas publicaciones, dependiendo de cuánto tiempo la gente quiera mantenerlos.

Objetivos

Los objetivos pueden ser diferentes entre los comerciales y los anuncios. Las pequeñas empresas a menudo utilizan la televisión y radio para crear conciencia de sus marcas. También pueden mostrar o explicar las diversas características del producto en comerciales de televisión o radio o decirle a la gente donde pueden comprar los productos. Los anuncios se utilizan a menudo para generar clientes potenciales. Muchas empresas ponen sus números de teléfono en los anuncios para incitar a clientes potenciales a llamar. Algunos anuncios más grandes están diseñados para obtener órdenes directas. Los comerciales de televisión de respuesta directa trabajan de una manera similar. Por ejemplo, las empresas de publicidad en las redes comerciales están promoviendo productos para obtener los pedidos directamente.

Similitudes

También hay ciertas similitudes entre comerciales y anuncios. Ambos tipos de publicidad suelen seguir el principio de AIDA, que significa atención, interés, deseo y acción, de acuerdo a la comercialización profesional de Dave Dolak. Las empresas suelen llamar la atención de la gente con canciones y ruidos en los comerciales. Del mismo modo, los títulos fuertes o imágenes pueden utilizarse para llamar la atención en los anuncios. Posteriormente, tanto los comerciales como los anuncios están diseñados para despertar el interés y el deseo de permitir que las personas se imaginen a sí mismos con los productos o servicios. Y las empresas suelen acabar sus comerciales y anuncios incitando a la gente a la acción. Por ejemplo, una empresa de publicidad en televisión comercial puede afirmar que los suministros son limitados. Esto atrae a los consumidores para llegar a la tienda de inmediato. Los que utilizan los anuncios pueden emplear tácticas similares, o proporcionar cupones con plazos como incentivos para actuar con rapidez.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images