Cómo vender alambres de cobre

Escrito por Catherine Chase | Traducido por Priscila Caminer

El cobre tiende a producir la mayor cantidad de dinero en comparación con otros metales de desecho reciclables. Si renuevas tu casa o eres dueño de un negocio que produce metal chatarra, considera reciclarlo para ganar dinero adicional. La mayoría de los cables de cobre requieren un poco de trabajo de preparación para demandar el precio más alto. A menudo tiene aislamiento u otros componentes conectados que disminuye su valor. Recolecta alambre de cobre de chatarra hasta que tengas alrededor de 20 libras (9,07 kg) o más, retira los componentes y llévalo a un centro de reciclaje para venderlo.

Items you will need

  • Cuchillo

Separa el alambre de cobre en grados. El grado tres incluye a las láminas de cobre y otras piezas finas de cobre. El grado dos incluye a los cables de cobre corroídos, deslustrados o pintados. El alambre de cobre de grado uno está limpio y no tiene pintura, barniz o cualquier otra alteración. Los centros de reciclaje pagan más por el grado uno y lo suficiente por el grado tres.

Los centros de reciclaje locales y los centros de basura o chatarra son consultados acerca de sus actuales precios del cobre. El precio del cobre fluctúa a menudo y es posible encontrar una mejor oferta en función de donde vayas. Pide a cada centro de reciclaje que te dé un precio más bajo por el cable de cobre que todavía tiene aislamiento adjunto al mismo.

Retira todos los componentes metálicos que el cable de cobre pueda tener. Estos pueden incluir accesorios terminales y conectores de latón. La eliminación de estos componentes aumenta el valor del cobre, pero déjalos en caso de que no se desprendan fácilmente con las manos.

Pela el aislamiento si el centro de reciclaje paga menos por alambres con aislamiento. Desliza un cuchillo afilado a lo largo del aislamiento y quítalo. Los cables de pequeño calibre son difíciles de pelar, y si tienes algún problema, deja el cable tal como está y evita el riesgo de lesiones en las manos.

Lleva tu alambre de cobre al centro de reciclaje y mira al mismo tiempo cuando el empleado lo pesa. Asegúrate de que ninguno de los cables cuelgue sobre el borde de la balanza. El secretario calcula el precio que se paga sobre la base de lo pesado que sea el alambre de cobre.

Advertencias

  • Evita quemar el alambre de cobre para quitar el aislamiento (Referencia 2)
  • evita venderle a centros de reciclaje o vendedores de chatarra que utilicen balanzas portátiles, ya que pueden ser inexactas y podrían pesar de menos tu alambre.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images