Cómo comenzar un negocio de chocolates caseros

Escrito por Brian Hill | Traducido por Ana María Guevara

El chocolate se consume de muchas formas, desde chocolates, brownies y pasteles hasta dulces. Sin embargo, la creación del chocolate en tableta requiere una atención particular en los detalles. Además, comenzar cualquier negocio requiere creatividad, organización, conocimientos de marketing y perseverancia. Si esto te describe, satisface tu amor por el dulce y aumenta tu cuenta bancaria comenzando un negocio de chocolate casero.

Encuentra tu nicho de mercado. Determina qué hará que tu negocio de chocolate sea diferente de los otros en tu área. Por ejemplo, puede que hayan muchas personas ofreciendo trufas gourmet pero sólo unas cuantas ofrecen trufas de sabores exóticos, frutas untadas de chocolate o trufas con monogramas para bodas.

Encuentra proveedores. Las fuentes confiables son críticas para un negocio de alimentos. El sabor de tus chocolates no debe variar. Los clientes esperan que las barras de frambuesa que compran este mes sepan exactamente igual que las que compraron el mes pasado. El empaque es un factor importante en los chocolates gourmet. Si vas a cobrar US$25 por una libra, los clientes esperarán cajas y cintas lujosas. Una bolsa blanca de papel sencillo no hará que tus chocolates parezcan atractivos.

Determina en dónde vas a vender tus chocolates. Vender en shows de arte y manualidades requiere viajar e invertir en un puesto. Los mercados de agricultores tienen lugar en el mismo sitio cada semana, por lo que puede que no tengas que viajar lejos pero aun así tendrás que invertir en un puesto y en una forma de evitar que los chocolates se derritan. Proveer tus chocolates a restaurantes sólo requiere la entrega, pero no podrás cobrar precio al por menor por tus deliciosas creaciones.

Obtén el equipo necesario. Hacer un lote de dulces de leche para tus amigos es diferente a hacer 50 libras (23 kilos) en unos cuantos días para venderlos en una feria de alimentos. Hacer dulces requiere temperaturas y tiempos exactos, particularmente porque el chocolate se quema fácilmente. El almacenamiento de los ingredientes crudos puede significar que necesitarás gabinetes adicionales. El chocolate sin preparar y los dulces terminados requieren almacenamiento dentro de un rango limitado de temperaturas. Un refrigerador de vinos es lo ideal. La cocina o donde sea que se hacen los chocolates, necesita mantenerse de 65 a 68 grados F (18 a 20 grados centígrados) según el sitio web baking911.com. Esto puede requerir una unidad adicional de aire acondicionado.

Guarda al chocolate y transpórtalo en neveras entre 65 y 68 grados F (18 a 20 grados centígrados). Almacenar el chocolate en una temperatura más fría hará que la superficie se vuela opaca y con de tonos blanquecinos. Esto no afecta el sabor del chocolate pero estropea su apariencia. Almacenar el chocolate a más de 70 grados F (21 grados centígrados) puede hacer que se derrita.

Obtén las licencias, registros y certificaciones necesarias. Hacer productos alimenticios requiere que la cocina sea inspeccionada por el departamento de salud del estado o condado. Necesitarás una licencia comercial y si vendes chocolates al público en general en vez de a un mayorista, necesitarás una licencia de distribuidor.

Consejo

  • Crea un sitio web para atraer ventas de compradores en línea.

Advertencia

  • Muchas cocinas residenciales no pasan la inspección de salud y seguridad. Encuentra una facilidad de respaldo en caso de que la tuya no cumpla las especificaciones del departamento de salud.

Créditos de las fotos