Cómo motivar a los empleados a alcanzar metas

Escrito por Shelley Frost | Traducido por Patricia A. Palma

Las metas le dan a los empleados un marco para sobresalir en el trabajo, pero algunos miembros del personal pueden necesitar ayuda para alcanzarlas. El éxito comienza por escribir los objetivos, los que deben ser desafiantes, pero alcanzables. Una meta que esté fuera de alcance, sea poco específica o irrelevante hará que los empleados pierdan su interés en trabajar para alcanzarla. Una vez que haz establecido las metas, debes ser un motivador y monitor del progreso de los empleados, demandando una participación más directa de los individuos que se esfuerzan por seguir el ritmo de forma independiente.

Instrucciones

Para empezar, escribe las metas junto con el empleado para lograr que este se interese en alcanzarlas. Ayúdalo a convertir cada meta en objetivos específicos que se pueden medir. Define el marco de tiempo para completar los objetivos.

Reúnete con los empleados individualmente y de forma regular para evaluar dónde se encuentran en el logro de sus objetivos. Dales sugerencias para que retomen el ritmo si están teniendo dificultades. Ajusta los detalles de los objetivos según sea necesario para hacerlos más realistas.

Establece tus propias metas, tanto a nivel individual como para la empresa en su conjunto. Demuestra tu propio esfuerzo y motivación para alcanzar esas metas.

Utiliza un sistema de reconocimiento para celebrar a los empleados que alcancen sus metas. Anuncia los logros, haz un tablero de anuncios con reconocimientos, publica la información en el boletín de la empresa u ofrece un pequeño incentivo, como una tarjeta de regalo para una empresa local.

Fomenta la creatividad en los empleados para ayudarles a lograr los objetivos de la meta. Crea un ambiente de trabajo propicio que promueva correr riesgos, a la vez que les demuestras a los empleados que confías en sus talentos e ideas. Tener una oportunidad para ser innovador puede motivar a algunos empleados a seguir trabajando hacia sus metas.

Empareja a los empleados con objetivos profesionales similares. Los miembros del personal pueden ayudarse entre sí y darse un impulso hacia sus objetivos.

Proporciona las herramientas para que los empleados alcancen sus metas. Esto podría incluir capacitación, herramientas de información o programas de ordenador que les permitan hacer las tareas más fácilmente.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images