Cómo medir la demanda del producto

Escrito por Kate McFarlin | Traducido por Paula Ximena Cassiraga

Uno de los aspectos más desafiantes de tener una pequeña empresa con un inventario es determinar cuántos productos se venderán en el curso de un año. Estima de menos y tus órdenes podrían atrasarse o ser canceladas. Estima demasiado y podrías quedarte atascado con productos que no puedes vender. Encontrar el equilibrio adecuado y aprender cómo medir la demanda del producto es una habilidad esencial para el dueño de cualquier pequeña empresa, sin importar la industria.

Revisa los registros de ventas anteriores. Uno de los indicadores de demanda actual más usados comúnmente es la demanda anterior. Suma las unidades totales vendidas el año pasado y presta atención a cualquier tendencia de temporada que podría mostrarse como picos o valles en la cantidad de producto vendido. La desventaja con este método es que no tiene en cuenta cambios en el mercado, los productos de la competencia o un cambio en tu estrategia de comercialización.

Usa proyecciones de comercialización para ayudar a determinar la demanda. Si incrementaste tus esfuerzos de comercialización y planeaste agregar una "X" cantidad de clientes por mes, tu inventario deberá aumentar con esta cantidad. Por lo general, puedes estimar que "X" cantidad de clientes equivale a "X" cantidad de productos vendidos, más o menos un porcentaje bajo en cualquier dirección. Este método también contiene desventajas, ya que no existe una manera de predecir exactamente si obtendrás o no los clientes que esperas.

Usa los datos de venta de la competencia. Esto es útil para pequeñas empresas que planean desplegar una estrategia de precios para un producto similar o para aquellos que lanzan un nuevo producto que aún no han vendido.

Presta atención a la economía local y global. Si tu economía local está deprimida, es lógico que tus ventas bajen. Lo mismo es verdad con la economía global. Los períodos de depresión económica están marcados por ventas minoristas pobres y esto afectará la cantidad de inventario que quieras tener disponible.

Estima ventas en base a un rendimiento reciente. Esto es útil para nuevos productos que aún no tienen historial. Cuando un producto sale por primera vez, es posible que, si los esfuerzos de comercialización funcionan, se venda. Esto comenzará gradualmente a disminuir a medida que la novedad del producto se desgaste. Presta atención a los números de venta en disminución y ajusta tus expectativas de inventario en concordancia.

Créditos de las fotos

  • Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images