¿Qué es el análisis CVP (costo volumen utilidad por sus siglas en inglés) en las empresas?

Escrito por Carol Wiley | Traducido por Francisco Roca

Los gerentes de negocios utilizan el análisis costo-volumen-utilidad como una forma de entender cómo los cambios en el volumen de ventas, en los precios y en los costos afectarán a las utilidades. Los costos se refieren a los costos fijos y variables incurridos por la empresa. El volumen se refiere al número de productos que se venden. La utilidad se refiere a la cantidad de dinero que la empresa hace dado el precio del producto vendido, el volumen de productos vendidos y los costos fijos y variables de la empresa.

Costos

Cada negocio tiene costos fijos y variables. Los costos fijos son normalmente los gastos generales en que la empresa incurre, independientemente del número de productos que produzca o venda. Los costos variables cambian en función de la actividad del negocio. Los análisis CVP (costo volumen utilidad, por sus siglas en inglés) utilizan normalmente el costo variable por unidad de producto fabricado y vendido.

Usos

La razón principal por lo que las empresas utilizan el análisis CVP es para estimar cómo los cambios en el precio de venta, en el volumen de ventas, en el costo variable por unidad y en los costos fijos, afectan a las utilidades. Una empresa también puede utilizar el análisis CVP para analizar las oportunidades de negocios nuevos o existentes y determinar el punto de equilibrio y el potencial de rentabilidad, incluido el volumen de ventas necesario para alcanzar el objetivo de ganancias. Los gerentes pueden utilizar esta información para determinar el precio de venta de los productos, la forma de comercializarlos y cómo producirlos.

Ecuaciones del análisis CVP

La ecuación básica para el análisis CVP es: Utilidades = Ventas - Costos Variables - Costos Fijos. Para determinar el punto de equilibrio para la venta de un producto o productos, esta ecuación se convierte en: (Unidades Vendidas x Precio) = (Unidades Vendidas x Costo Variable Unitario) + Gastos Fijos. A menudo la relación CVP se muestra en forma gráfica por lo que la relación entre el volumen de ventas y la utilidad se puede observar fácilmente.

Ejemplo

Una empresa vende un producto a un precio de US$100. El costo variable por unidad es de US$50. Los costos fijos son de US$10.000. Si la empresa vende una unidad, los costos totales son de US$10.050, lo que significa que la empresa tiene una pérdida de US$9,050 (US$10,050 - US$100). Utilizando el análisis CVP, la fórmula de rentabilidad para esta empresa es la siguiente: Ingresos (Unidades Vendidas x US$100) = costos variables (Unidades Vendidas x US$50) + gastos fijos (US$10.000). Por lo que requiere vender 200 unidades para alcanzar el punto de equilibrio.

Margen de contribución

En el análisis CVP, el margen de contribución es la cantidad de dinero que queda después de deducir los gastos variables de los ingresos por ventas. El margen de contribución unitario es la cantidad con la que cada unidad de producto vendido contribuye. En este ejemplo, el margen de contribución unitario es de US$50 (precio de US$100 menos el costo variable de US$50). Una vez que las ventas han alcanzado el punto de equilibrio, cada producto adicional vendido contribuye con US$50 a las utilidades de la empresa.

Créditos de las fotos

  • John Foxx/Stockbyte/Getty Images