Cómo iniciar una empresa de transportes no-médicos

Escrito por Lori Soard | Traducido por Mike Tazenda

Las personas que no pueden tomar el transporte público para ir a ver al doctor, los que van a un hospital de día para ancianos o que tienen necesidades especiales requieren de transporte no-médico. Este tipo de empresa requiere del equipamiento adecuado y de un seguro para transportar de forma segura a personas en sillas de ruedas.

Items you will need

  • Vehículo accesible para discapacitados

Investiga la necesidad de una empresa de transportes no-médicos en tu área. Algunas zonas no tienen este tipo de servicio en absoluto, lo cual significa que las familias de los ancianos o adultos discapacitados dependen de taxis para trasladar a sus familiares. Puedes evaluar el grado de necesidad llamando a hogares para ancianos, geriatras y centros de cuidado diario de ancianos.

Obtén un vehículo que tenga un elevador para silla de ruedas. Si planeas iniciar el negocio con un presupuesto bajo, obtén un vehículo usado y haz que le instalen un elevador. Una camioneta también te permitirá recoger a más de un cliente a la vez e incrementar tus ganancias con tarifas adicionales.

Solicita el estado de empresa de responsabilidad limitada. Mantén tu negocio separado de tus bienes personales para proteger tu hogar y tu propiedad en caso de una demanda. Puedes convertirte en una empresa de responsabilidad limitada a través de una agencia estatal, que a menudo es el departamento de ingresos o la oficina del secretario de estado.

Obtén la licencia de conducir adecuada. Verifica la oficina de automotores de tu estado para hallar el tipo de licencia que necesitas para transportar personas de un punto A a uno B. La mayoría de los estados requieren licencia de chofer.

Obtén un seguro de responsabilidad y un seguro comercial para tu vehículo. El agente de seguros debe ser capaz de hacerte un precio por ambos, o referirte a otra empresa que pueda asegurar tu camioneta. Como estarás transportando personas por dinero, necesitarás de un seguro de responsabilidad adicional. Puedes añadir una póliza adicional a la que ya tienes.

Establece tus precios. Averigua cuánto te cuesta conducir una milla en el vehículo. Luego, incluye el costo de asegurar el negocio. Cuando recién comienzas, divide el seguro total en el número de días laborables que operarás cada año. Deberás estimar cuántas millas al día vas a conducir, y dividir el costo diario del seguro por el número de millas que deseas conducir cada día. Suma los costos por milla y añádele tu margen de ganancias, y obtendrás un precio base. Puede que tengas que ajustar los precios luego.

Acepta pagos de Medicaid. Los fondos de Medicaid varían según el estado, de modo que contacta a tu oficina Medicaid local para preguntarles sobre la disponibilidad y cómo aplicar. Algunos clientes tienen crédito Medicaid disponible y otros no. El asistente social de tu cliente decidirá cuánto hay disponible y para qué. Lo que harás será simplemente aceptar dinero que ya ha sido aprobado por el trabajador social.

Publicita tu negocio. Contacta geriátricos, centros de cuidado de día y geriatras, y hazles saber que ofreces este servicio en el área y que cuentas con un seguro total. Envía un anuncio a los medios. Si el periódico tiene una sección de retiros u oportunidades, publica un aviso.

Consejo

  • Mantén control de las millas que has conducido para calcular tus impuestos.

Advertencia

  • Si alguien tiene una emergencia durante el transporte, debes acudir a un transporte médico de emergencia, como una compañía de ambulancias. Tu seguro no cubrirá el transporte de emergencia, y las compañías de ambulancias están preparadas para brindar asistencia médica en el camino al hospital.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images