Cómo empezar tu propio negocio de máquinas dispensadoras

Escrito por Leslie McClintock | Traducido por Susana López Millot

El negocio de máquinas expendedoras es un modelo probado para esforzados propietarios de pequeñas empresas con capital relativamente limitado. Puedes comprar o alquilar máquinas expendedoras y de inventario y explorar tu área para ver en qué lugares serían rentables. Entonces regularmente conducirías por las ubicaciones, recogiendo el dinero de tus máquinas y reponiendo la mercancía.

Identifica una ubicación que necesite una máquina expendedora. Idealmente, esto debería ser una zona de mucho tráfico lleno de gente con sed o hambre, con el cambio en el bolsillo y una competencia limitada. Ponte en contacto con el propietario o administrador del lugar y pregúntale si le gustaría tener una máquina expendedora. Podrían acordar poner una de forma gratuita o podrías necesitar lograr un acuerdo de participación en los ingresos, con lo cual se divide el ingreso que la máquina expendedora ofrece.

Forma una entidad comercial, como una sociedad de responsabilidad limitada o una sociedad anónima. Rellena las escrituras de constitución u organización. Ponte en contacto con tu división estatal de las empresas para saber cómo hacer esto. La formación de una entidad de negocio es importante, porque puede ayudar a proteger tu patrimonio personal si su negocio tiene una demanda. Puesto que tú o un empleado estará conduciendo en su ruta regular para reponer las máquinas y recoger dinero en efectivo, deberías considerar la protección de tus bienes personales contra una demanda derivada de un accidente de coche. También puedes querer considerar poner un seguro de responsabilidad civil. Si no haces esto un empleado o socio que hiere a alguien en el trabajo le puede costar su negocio y su casa, y tú ni siquiera necesitas estar involucrado en el accidente

Compra máquinas expendedoras. Ten en cuenta los deseos del cliente, o el propietario o administrador del sitio antes de elegir el tipo de máquina. Puedes comprar la máquina directamente en efectivo o puedes alquilar una máquina expendedora. Si alquilas el equipo, debes estar razonablemente seguro de que tus ingresos del cobro en efectivo será más que pagar por el costo de alquiler de la máquina.

Compra el inventario. Esto probablemente será un costo significativo para ti. Esfuérzate en comprar inventario no perecedero a granel, siempre que sea posible. Es posible que desees obtener una membresía en una tienda de abastos o en una tienda de descuentos, como Sams Club o Costco, dependiendo de su volumen. Cuantas más máquinas tengas y más comidas vendas, mejor será tu descuento y mayores los márgenes de beneficios.

Lleva un registro. Como propietario de un negocio, debes mantener un conjunto de libros de acuerdo a las normas del Servicio de Impuestos Internos. Lleva un registro de tus gastos de negocios, especialmente de los costos de equipos, costos de inventario, costos de almacenamiento y kilometraje. A partir de 2011, puedes deducir hasta US$0,55 por milla conducida para fines comerciales. Esto puede ser importante para las empresas de máquinas expendedoras debido a los viajes para reponer frecuentes.