Cosas que debes saber antes de aceptar un trabajo en el extranjero

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Francisco Roca
Ir al extranjero a trabajar puede ser una experiencia enriquecedora e inolvidable, siempre que hagas las preguntas pertinentes antes de ir.

Ir al extranjero a trabajar puede ser una experiencia enriquecedora e inolvidable, siempre que hagas las preguntas pertinentes antes de ir.

Trabajar en el extranjero puede ser una experiencia maravillosa. Podrías estar buscando un trabajo en el extranjero o una asignación como expatriado con tu empleador actual o podrías haber encontrado un trabajo por tu cuenta. De cualquier forma, no te embarques en una oportunidad de empleo en el extranjero sin resolver las cuestiones relacionadas con el tipo de asignación o de empleo, tu remuneración y la adaptación a una nueva cultura.

Asignación

Ya sea que estés aceptando un trabajo en el extranjero o una asignación como expatriado con tu empleador actual o estés pensando en aceptar un trabajo con un empleador en el extranjero, necesitas saber cuánto tiempo vas a estar allí. Tu decisión puede depender de la cantidad de tiempo que vas a pasar en un país extranjero. Por ejemplo, si vas a aceptar un trabajo en el extranjero durante los meses de verano, podrías subarrendar tu residencia por un período corto. Sin embargo, si aceptas una asignación como expatriado de dos años, considera una solución a más largo plazo de lo que vas a hacer con tu casa mientras estás fuera del país.

Compensación

Muchas organizaciones con ubicaciones en el extranjero proporcionan una compensación adicional a los trabajadores que acepten asignaciones internacionales. El dinero te ayuda a adaptarte a un nuevo país, lo cual incluye establecerte en un nuevo hogar, aprender un nuevo idioma, recorrer la región y buscar escuelas adecuadas para tus hijos. También pagará por tus gastos de traslado, así como los gastos de viaje para ti y, posiblemente, el dinero para los viajes para buscar casa. Necesitas saber a que cantidad de remuneración tienes derecho, además de tu salario. Si aceptas un trabajo en el extranjero, necesitas conocer tu salario, el costo de vida y si el sueldo que te ofrecen es suficiente para mantener tu nivel de vida. Además, necesitas ser consciente de tu obligación tributaria para los ingresos obtenidos en Estados Unidos versus el extranjero.

Autorización de trabajo

Antes de que ganes un centavo en el país anfitrión, necesitarás autorización para trabajar en el extranjero. Si has encontrado un empleo con una empresa extranjera, debes determinar si tu empleador potencial te ayudará a obtener una visa de trabajo. Durante el proceso de aprender cómo obtener una visa, también debes comprobar que la oportunidad de trabajo es legítima. Si tu cónyuge o pareja tiene la intención de trabajar, también es necesario saber si una visa para cónyuge está permitida o disponible. Los empleadores estadounidenses que envían empleados en asignaciones como expatriados asumen la responsabilidad de los visados ​​de sus empleados y de las autorizaciones de trabajo, así como los visados ​​de los cónyuges, en función de la normativa laboral del país de acogida.

Salud

Tener una enfermedad en un país lejano puede ser aterrador si no estás familiarizado con la disponibilidad de tratamiento médico y de cuidado de la salud en su país de acogida. Resuelve cualquier tema de seguros de salud, revisa las limitaciones de tu cobertura médica actual o considera comprar un seguro de salud específicamente para viajes al extranjero y para estancias en el extranjero a largo plazo. Asegúrate de que estás completamente cubierto o que puedes tener acceso a la atención de salud mientras vivas en el extranjero.

Asimilación cultural

Mudarse a un nuevo país requiere la asimilación de una nueva cultura, que puede ser difícil para algunos empleados, en base a la duración de la asignación y tal vez la razón de la asignación en el extranjero. Incluso si tu empleador paga los gastos básicos y te ofrece una compensación adicional para hacer el ajuste más fácil, todavía necesitas saber si tu empresa ofrece un sistema de apoyo una vez que aceptas el trabajo en el extranjero. Si has encontrado empleo en el extranjero por tu cuenta, te pueden dejar con tus propios recursos para realizar la transición a una nueva cultura sin mucha ayuda de tu nuevo empleador.

De vuelta a casa

Regresar a los EE.UU. después de una larga estancia en el extranjero requiere de repatriación, que es el proceso de asimilación de nuevo a tu cultura de origen. Dependiendo de la extensión con la que adoptaste la cultura de tu país de acogida, la repatriación podría tomar tiempo y necesitar la ayuda de sus amigos, de tu empleador y de tus familiares. La repatriación completa el ciclo de la expatriación, la cual es importante para la experiencia general de trabajar y vivir en el extranjero.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/AbleStock.com/Getty Images