Cómo iniciar un negocio de mudanzas

Escrito por Shanika Chapman | Traducido por Katherine Bastidas

Los servicios de mudanzas residenciales y comerciales pueden ser una empresa lucrativa para un empresario dispuesto a tomarse el tiempo para asegurarse de que su negocio sea de fiar. Aunque puedes comenzar tomando pequeños trabajos en el fin de semana, esto es para novatos y sin el seguro adecuado te deja expuesto a los pleitos. En lugar de esto, haz investigaciones sobre otras compañías de mudanza exitosas y desarrollar un plan de negocios que incluya sus éxitos. Consigue los permisos, las licencias y seguros necesarios y ponte a trabajar.

Items you will need

  • Plan de negocios
  • Adhesivo DOT
  • Permisos
  • Licencia
  • Camión
  • Plataforma móvil
  • Cajas
  • Materiales de embalaje
  • Sitio web

Determina cómo vas a diferenciar tu negocio. La industria móvil está bastante saturada de aficionados dispuestos a ofrecer servicios de mudanzas más baratos porque estas personas rara vez tienen seguro o los permisos necesarios. Compite por ser profesional. Considera la posibilidad de ofrecer una variedad de servicios, como el suministro de espacio de almacenamiento para los clientes entre los movimientos, el embalaje o la carga de los servicios, con o sin la mudanza, el desembalaje y conducir dentro o fuera del estado.

Busca un entrenamiento en mudanzas. Aunque no es particularmente complicado, hay un ritmo para hacerlo. Cuando se trate de los bienes más valiosos de otras personas, debes asegurarte de que entiendes completamente la mecánica detrás de embalaje y carga adecuados. Además, un buen entrenamiento puede ayudarte a ser mucho más eficiente, ahorrando espacio, tiempo y dinero.

Asegura un espacio comercial lo suficientemente grande como para acomodar el crecimiento de tu negocio. Aunque puede que solo tengas un camión, mientras tu negocio se expande puedes ir construyendo una flota. Si tienes la intención de darles espacio de almacenamiento a los clientes entre mudanzas, tendrás que asegurarte de tener suficiente tierra o instalaciones para hacerlo.

Compra un camión para mudanzas. Luego, equípalo con la pegatina DOT y la información sobre los permisos y los logotipos de la asociación, como la de la Asociación Estadounidense de Almacenamiento y Mudanzas. Compra equipo para transportar, como carretillas, guantes, almohadillas, cajas, suministros de embalaje, rampas de abrigo y tirantes traseros. Compra cajas y otros materiales para vender paquetes de equipos a los clientes.

Contacta a tu proveedor de seguros para que te conecte con una empresa que te pueda proporcionar seguros comerciales, seguros de empresas y cobertura de seguro para cualquier mueble que pueda ser dañado durante la mudanza. Texas requiere que trasportes al menos US$300.000 en responsabilidad civil y US$ 5.000 en seguros de carga.

Consigue las licencias, seguros y permisos que se requieran para trabajar en tu región. Comunícate con el Departamento de Transporte para obtener un número de DOT. Texas también requiere que todos los negocios de mudanzas se registren con la División de Autotransportes de la DMV.

Contrata a tu personal. Cuando apenas empieces, necesitarás al menos otra persona para que te ayude con la mudanza. Haz que las personas se capaciten en mudanzas para asegurarte de que ambos estén en la misma página cuando se trate de embalaje, carga y descarga.

Compra un sitio web. En él incluye fotografías de los trabajadores empacando, conduciendo o cargando. Detalla la variedad de servicios que ofreces y los destinos posibles. Incluye que tienes capacitación, que tienes licencia y garantía. Dedica una página a proporcionar una lista de verificación para la mudanza que les de instrucciones a tus clientes sobre cómo pueden prepararse para las mudanzas interestatales o intraestatales.

Consejos

  • Deja volantes y folletos en las tiendas de casa y jardín, supermercados y colegios locales. Ofrece cupones en el periódico local. Haz que te incluyan en los directorios locales de mudanzas.
  • Haz que te ubiquen en la lista del Better Business Bureau.

Créditos de las fotos