Cómo convertirse en un distribuidor y revendedor de teléfonos móviles sin tener mercadería

Escrito por Jordan Meyers | Traducido por Aldana Avale

En el pasado, poner en marcha un negocio de teléfonos móviles generalmente significaba almacenar miles de dólares en mercadería y comprar o alquilar una ubicación comercial desde la cual vender. Sin embargo, gracias a las ventajas de la tecnología de Internet, ahora tienes otras opciones para irrumpir en el comercio de los teléfonos móviles. Muchas empresas de telefonía celular ofrecen oportunidades a través de las cuales te puedes convertir en un distribuidor o afiliado oficial, vendiendo sin comprar ni enviar ni una sola pieza de mercadería.

Ponte en contacto con las empresas de teléfonos móviles, como T-Mobile, Boost Mobile y Verizon, en tu zona y solicita información sobre oportunidades de reventa y afiliación. Especifica que quieres la oportunidad de establecer un sitio web a través del cual vender sin tener teléfonos de mercadería. Con esto establecido, los clientes pueden ordenar a través de tu sitio y la empresa enviará los teléfonos directamente a los compradores. Tú probablemente recibas un porcentaje por cada precio de venta y, en algunos casos, una comisión en cada mes por el servicio de compras al cliente.

Compara las oportunidades de empresas de teléfonos móviles basándote en los costos de inversión inicial y cualquier gasto mensual en el que incurras. Cuanto más bajos sean los gastos de tu empresa, más beneficios tendrás. También compara las oportunidades basadas en la reputación de la empresa y la popularidad de sus servicios de telefonía. Ambos aspectos influirán tus posibilidades de cumplir tus objetivos financieros. Revisa la estructura de comisión de cada oportunidad, ya que querrás tomar ventaja de la oportunidad de comercio que te permitirá ganar más dinero.

Firma un contrato para convertirte en un distribuidor o afiliado con la empresa de telefonía celular de tu opción. Sin embargo, asegúrate de que entiendes cada detalle del mismo antes de firmar, ya que esto resultará vinculante.

Solicita una licencia comercial general poniéndote en contacto con el departamento de licencias e inspecciones o una agencia similar en tu jurisdicción. En Houston, Texas, por ejemplo, puedes obtener un paquete para comenzar que incluye la información de licencia en el One Stop Business Center (Centro Comercial One Stop).

Construye tu sitio web de distribución basándote en los requisitos de la oportunidad comercial de teléfono móvil que hayas elegido, o paga para tener un sitio web creado por ti a través del proveedor de telefonía celular. En muchos casos, no tendrás la opción para construirlo tú mismo. Muchas empresas ofrecerán un sitio web con plantilla en la cual tú puedes agregar tu información como distribuidor o afiliado. Las órdenes ubicadas a través de este sitio web pueden ir directamente hacia el proveedor de teléfono celular para su procesamiento. El proveedor reunirá el pago de los clientes, les enviará directamente los teléfonos y luego te pagará comisiones basándose en los detalles de tu contrato. Si el proveedor te permite construir tu propio sitio, probablemente recibas códigos de afiliación, que envían órdenes desde tu sitio web al proveedor de telefonía celular.

Vende tu nuevo sitio web de teléfonos celulares según las reglas de la oportunidad comercial que hayas elegido. Por ejemplo, puedes utilizar folletos, tarjetas comerciales, publicidades en periódicos y en línea como parte de tu plan de comercialización. Sin embargo, el proveedor de telefonía celular puede establecer restricciones en la forma en que tú puedes usar el nombre de la compañía, las marcas de teléfono y las imágenes. Debes adherirte a los términos con los que acordaste en el contrato para evitar que éste se termine.

Consejo

  • Pídele a un abogado que revise el contrato de distribución de teléfonos móviles antes de firmarlo. Él te puede ayudar a evitar cometer un error caro firmando un contrato injusto.

Créditos de las fotos

  • NA/AbleStock.com/Getty Images