Cómo comenzar un negocio de comidas desde casa

Escrito por Leslie Truex | Traducido por Eva Ortiz

Para la persona que le gusta cocinar u hornear, la apertura de un negocio de comida es una gran manera de combinar una afición con una carrera. Pero iniciar un negocio de venta de alimentos requiere algo más que cocinar una gran comida. Las empresas requieren de investigación y planificación para estar en el camino correcto. Además, las empresas alimentarias requieren permisos adicionales y tal vez incluso inspecciones antes de ser autorizadas para realizar ventas.

Decide qué tipo de alimento deseas vender y cómo. Una variedad de opciones de negocios relacionados con los alimentos incluyen catering, servicios de entrega de comida y productos horneados. Puedes centrarte en nichos de mercado específicos, tales como catering de bodas, entrega de comida para nuevas mamás o productos de panadería que se venden a través de tiendas de café locales o cafeterías.

Escribe un plan de negocios que proporcione los detalles acerca de tu negocio, incluyendo los elementos que tengas la intención de vender, y cómo y a quién tienes la intención de venderlos. En la sección financiera incluye los costos de puesta en marcha de los equipos, insumos e ingredientes alimentarios, así como los gastos de negocio tales como comercialización. Incluye información sobre tus ventas y los ingresos proyectados para el próximo año.

Establece tu negocio. Para proteger bienes personales tales como tu casa, considera la creación de una entidad de negocio como una sociedad de responsabilidad limitada. Solicita una licencia de negocio de la oficina gubernamental de tu ciudad. Contacta a la junta de licencias ocupacionales de tu estado para obtener información sobre las leyes que rigen las empresas de servicios de alimentos, en particular los operados en casa. Algunos estados pueden requerir una cocina separada, mientras que otros solo requieren un equipo independiente e ingredientes. Si tu estado recauda impuestos sobre las ventas, solicita un permiso de impuesto sobre las ventas de la oficina de impuestos o contralor.

Compra tu equipo de elaboración de alimentos y suministros. Este es dictado por el tipo de comida que harás, pero puede incluir artículos tales como tazones, platos para hornear, mezcladores, cucharas y otros utensilios y elementos de medición. Estos deben ser almacenados por separado de tus objetos personales al igual que los ingredientes de los alimentos también. Si vas a vender tus productos a través de tiendas, compra materiales de embalaje para envolver los alimentos. Si tu estado tiene leyes de etiquetado, usa una computadora para crear etiquetas de ingredientes para pegar a los paquetes de alimentos. Si vas a trabajar como una empresa de catering, compra bandejas, cuencos y otros objetos que se vean bien para eventos públicos.

Publicita tu negocio de alimentos. Haz muestras de productos de tus alimentos y toma fotografías para usar en tu material de marketing, tales como un potrfolio, sitio web o folletos. Haz coincidir tus artículos de comida con los eventos de temporada. Por ejemplo, si haces galletas y caramelos, haz promociones para el Día de San Valentín o el Día de la Madre. Si eres una empresa de catering, crea materiales de marketing para dirigir bodas o reuniones familiares de verano. Coloca los materiales de promoción o publicidad en lugares donde tu mercado objetivo lo encuentre, como revistas o sitios web.

Créditos de las fotos

  • Michael Hall/Digital Vision/Getty Images