¿Cómo iniciar un negocio de un camión o carrito de helados?

Escrito por Jessica Jones | Traducido por Jaime Alvarez

Vende una variedad de helados y otros postres congelados como paletas de frutas y barras dulces congeladas a los niños y adultos iniciando un negocio de camión de helados o uno de carrito de helados. Los lugares populares para vender helados incluyen parques públicos, lugares de eventos como recintos de ferias y estadios, o maneja a través de los barrios amigables y familiares para encontrar clientes. Trabaja a tiempo parcial o a tiempo completo en función de tu disponibilidad o contrata a un empleado o dos para vender el helado.

Items you will need

  • Una licencia comercial

Contacta con la oficina del secretario del condado o la oficina de administración de empresas pequeñas en tu zona para solicitar una licencia comercial. Contacta con el departamento de salud local para preguntar acerca de las licencias, tales como la licencia de manipulador de alimentos, licencia de gerente de alimentos o licencia de postres congelados. Es posible que necesites completar un entrenamiento y aprobar un examen escrito para obtener las licencias apropiadas. Solicita un Número de Identificación de Empleador (EIN, por sus siglas en inglés) para usar en todos los formularios de impuestos y de negocio. Los EIN están disponibles a través del Servicio de Impuestos Internos.

Compra o arrienda un camión de helados o carrito nuevo o usado. Ponte en contacto con el departamento de vehículos de motor para obtener más información sobre los requisitos de seguridad del camión o del carrito, tamaño máximo y las licencias para operar. Inspecciona el camión o el carrito a fondo antes de comprar o alquilar para determinar si el vehículo es seguro para operar y si incluye equipos tales como un congelador y espacio de almacenamiento adecuado para materiales adicionales tales como conos de helado, tazones, utensilios y servilletas. Contacta con el departamento de salud para programar una inspección del camión de helados o carrito.

Compra helados, postres congelados, conos de helado y contenedores, utensilios e ingredientes tales como grageas, cerezas, crema de chocolate y maní, a un vendedor o tienda local de comestibles.

Crea una ruta diaria que incluya los barrios ocupados por familias, parques, escuelas, centros comerciales, zonas festivales y otros lugares frecuentados por niños y adultos, para construir una base de clientes. Crea un cartel colorido y colócalo en el camión o carrito de helados. Incluye todos los artículos y precios de los helados en el cartel.

Consejo

  • Si sólo aceptas dinero en efectivo, abastece tu caja de efectivo o registradora con billetes de baja denominación al comienzo de cada día para que tengas suficiente para dar cambio.

Advertencia

  • Coloca todas las licencias del departamento de salud y las calcomanías del departamento de vehículos de motor a la vista para evitar multas.

Créditos de las fotos

  • David De Lossy/Photodisc/Getty Images