5 tipos diferentes de sistemas de mercado

Escrito por Leigh Richards | Traducido por Mary Lascano
Los mercados de productos básicos como el trigo, son ejemplos de sistemas de mercado que se acercan al modelo de competencia perfecta.

Los mercados de productos básicos como el trigo, son ejemplos de sistemas de mercado que se acercan al modelo de competencia perfecta.

En las economías de mercado, hay una gran variedad de sistemas que existen en el mercado, dependiendo de la industria y las empresas de dicho sector. Es importante que los propietarios de pequeñas empresas entiendan qué tipo de sistema de mercado están operando a la hora de tomar decisiones sobre precios y producción, o al determinar si deben entrar o salir de una industria en particular.

Competencia perfecta

La competencia perfecta es un sistema de mercado que se caracteriza por muchos compradores y vendedores. En la definición clásica de la competencia perfecta, hay un número infinito de compradores y vendedores. Con tantos jugadores en el mercado, es imposible para que cualquier participante altere el precio vigente en el mercado. Si intentan hacerlo, los compradores y los vendedores tienen infinitas alternativas a seguir.

Monopolio

Un monopolio es la forma exactamente opuesta del sistema de mercado como lo es la competencia perfecta. En un monopolio puro, sólo hay un productor de un bien o servicio en particular y en general no hay sustituto razonable. En un sistema de mercado, el monopolista puede cobrar cualquier precio que desee, debido a la ausencia de competencia, pero sus ingresos totales se verán limitados por la capacidad o disposición de los clientes para pagar su precio.

Oligopolio

Un oligopolio es similar en muchos aspectos a un monopolio. La principal diferencia es que en lugar de tener sólo un productor de un bien o servicio, hay un puñado de productores, o al menos un puñado de productores que conforman una mayoría dominante de la producción en el sistema de mercado. Mientras que los oligopolistas no tienen la capacidad de fijar precios como los monopolistas, es posible, sin regulación diligente del gobierno, que los oligopolistas se confabulen entre sí para fijar los precios de la misma manera que un monopolista lo haría.

La competencia monopolística

La competencia monopolística es un tipo de sistema de mercado que combina elementos de un monopolio y la competencia perfecta. Al igual que un sistema de mercado perfectamente competitivo, existen numerosos competidores en el mercado. La diferencia es que cada competidor está suficientemente diferenciado de las demás que algunos pueden cobrar mayores precios que una empresa perfectamente competitiva. Un ejemplo de competencia monopolística es el mercado de la música. Si bien hay muchos artistas, cada artista es diferente y no es perfectamente substitutible con otro artista.

Monopsonio

Los sistemas de mercado no sólo se diferencian en función del número de proveedores en el mercado. También pueden ser diferenciados en función del número de compradores. Considerando que un mercado perfectamente competitivo tiene teóricamente un número infinito de compradores y vendedores, un monopsonio tiene un solo comprador de un determinado bien o servicio, dando a ese comprador poder significativo en la determinación del precio de los productos producidos.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images