Las desventajas de un negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio

Escrito por Jared Lewis | Traducido por Gabriela Nungaray
El negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio exige el pago en efectivo en lugar de plástico.

El negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio exige el pago en efectivo en lugar de plástico.

El modelo de negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio está regresando. El "Daily Beast", señaló este hecho en un artículo de agosto de 2008, cuando EE.UU. había comenzado su caída en la peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930. El modelo de negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio tiene la ventaja de no ser dependiente de crédito de consumo, ya que requiere que todos los bienes y servicios sean proporcionados por sólo dinero en efectivo. Sin embargo, este tipo de modelo de negocio tiene sus desventajas.

Mercado limitado

Una de las principales desventajas de un negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio es que en la utilización de este modelo de negocio es posible eliminar a más de la mitad de tus clientes potenciales. Este negocio no es hoy tan común como lo era en el pasado. Muchas personas usan tarjetas de crédito y débito para muchas, si no todas sus compras. Por lo que es más difícil para la gente hacer las compras sólo podrán enfriar el entusiasmo a futuros negocios, desalentando a los posibles clientes a que regresen.

No hay grandes compras

Un modelo de negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio también hace que sea difícil para una empresa ofrecer cualquier artículo de precio elevado, lo que puede ser esencialmente el pan y la mantequilla para muchos propietarios de negocios. El "The Daily Beast" del 2008, señala en un artículo que los consumidores ven mucho más fácilmente la ganga de un elemento en una compra grande si pueden pagar por ello a lo largo del tiempo. Cuando a esos mismos consumidores se les dice que sólo se puede pagar en efectivo por el mismo artículo, una ganga de repente se vuelve una compra costosa que puede esperar hasta una fecha posterior.

Fraude

Los dueños de negocios que se basan únicamente en efectivo también inician el fraude con mayor facilidad ya que no hay controles y sistema de saldos para aprobar o negar los fondos en efectivo, aparte de la capacidad de la cajera para reconocer el dinero falso. Sin un sistema de moneda electrónica, el empresario podrá iniciar el fraude con mayor facilidad, sobre todo si no es el encargado de la recaudación de todo el dinero que entra en la empresa.

Robo

El lema "el efectivo es el rey" todavía suena a verdad en muchos sectores, especialmente el penal. Si un gran número de la gente sabe que sólo se aceptan pagos en efectivo por los productos, esto puede indicar que tienes una gran cantidad de dinero en efectivo. Esto podría abrir tu negocio al robo para aquellos que quieren conseguir algo de dinero fácil, sin tener que trabajar para ello. También, para un empleado que está pensando sobre malversación, un negocio de venta al por mayor en régimen de autoservicio es más fácil de manipular.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images