¿Qué es el corretaje de transacciones?

Escrito por Lisa Magloff | Traducido por Jorge Escobar

En el pasado, sólo había manera de comprar o vender una casa, usando un agente de bienes raíces de servicio completo o corredor. El corredor cobraba una comisión por ayudarte a encontrar una propiedad o un comprador y organizar el papeleo legal y otros detalles. Sin embargo, hoy en día, en muchos estados, los compradores y vendedores pueden en cambio utilizar a corredores de transacciones, que actúan como un asistente o consejero profesional.

¿Qué es una correduría de transacción?

Un corretaje de transacción proporciona servicios de terceros de bienes raíces tanto para compradores como para vendedores. Un agente inmobiliario está obligado, por ley, a asistir legalmente a sólo una de las partes en una transacción inmobiliaria. Esto también se llama agencia única. Sin embargo, un intermediario de transacciones es legalmente neutral y puede ayudar al comprador y al vendedor en una transacción. En lugar de actuar como agente para el comprador o el vendedor, el corredor de la transacción puede describirse como un asistente profesional. En lugar de un porcentaje de la venta, el intermediario de la transacción a menudo cobra una cuota fija.

Servicios

Un corredor de transacción puede ayudar al comprador en la preparación de su oferta para la compra, asistir al vendedor para decidir qué precio pedir, facilitar las comunicaciones entre comprador y vendedor, redactar el contrato y ayudar a comprador y vendedor para cumplir con las condiciones del contrato y facilitar el cierre. Aunque no son legalmente responsables para con el comprador o el vendedor, los corredores de transacciones están obligados por ley a actuar con honestidad e imparcialidad en todas las transacciones y a poner el debido cuidado y habilidad en su trabajo.

Beneficios

Debido a que los corredores de transacciones no tienen responsabilidad fiduciaria hacia ninguna de las partes en una transacción de bienes raíces, tienen una responsabilidad reducida en comparación con un agente de bienes raíces. Esto significa que pueden ofrecer sus servicios a un precio mucho menor que los corredores o agentes tradicionales. Mientras que la mayoría de los agentes inmobiliarios ofrecen un paquete completo de servicios, a un precio fijo, un corredor de transacciones tiene más margen para maniobrar y ofrecer sólo aquellos servicios que el cliente quiere o necesita y a cobrar únicamente por los servicios utilizados. Para los compradores, una ventaja adicional es que el comprador no es legalmente responsable por las acciones de los corredores de transacciones, como en el caso con un agente tradicional.

Inconvenientes

Como los corredores de transacciones no tienen ninguna responsabilidad fiduciaria, no siempre se hacen legalmente responsables si algo sale mal. Los corredores de transacciones no pueden ayudar con las negociaciones sobre el precio o actuar como defensor del comprador o del vendedor. Ya que no pueden actuar como defensores, no son capaces de ayudar a los compradores o vendedores en todas las situaciones.

Prevalencia

El corretaje de transacciones no es legal en todos los estados. Florida y Colorado fueron dos de los primeros estados que permitieron el corretaje de transacciones, y éste es muy común en esos estados. También se está volviendo más común en los estados sustituir la práctica del corretaje doble, en la que el agente representa al comprador y al vendedor en la misma transacción, con correduría de la transacción. Otros estados, como Texas, aún no permiten el corretaje de transacciones. Los agentes de bienes raíces en Texas deben representar al comprador, al vendedor o funcionar como corredores dobles.

Créditos de las fotos