Ideas para nombres empresariales únicos

Escrito por George N. Root III | Traducido por Juan Ignacio Ceviño

El nombre de tu empresa es tanto una herramienta de marketing, ya que es el identificador de la empresa. Un buen nombre puede hacer que tu negocio sea un éxito y un mal nombre puede hacerlo fallar, de acuerdo con el recurso en línea de pequeñas empresas Entrepreneur. Un nombre único puede ayudar a que tu negocio sea memorable.

Comienza con acrónimos

Un acrónimo es una palabra creada a partir de las primeras letras de otras palabras. Por ejemplo, FBI es un acrónimo de la Oficina Federal de Investigaciones. En lugar de empezar el nombre de la empresa con una sesión de intercambio de ideas con una lista de nombres posibles, deberías comenzar con una lista de siglas potenciales y luego crear el nombre para adaptarse a las siglas. Si te gusta la forma en que un acrónimo se ve en el papel, a continuación, ponle palabras para tu nombre comercial. Por ejemplo, si ejecutas un negocio de venta al por menor de electrónica inicia el intercambio de ideas sobre las palabras cortas que tienen que ver con eso, tales como etiquetas, costo y tienda. Elige el acrónimo TAG y crea el nombre La Tecnología Avanza Bien. Una vez que tengas las siglas que te gustan, ten una lluvia de ideas sobre los nombres para ellas.

Broma interna

Puedes utilizar una broma interna para el nombre de tu negocio, pero es posible que desees tener cuidado cuando se la vayas a explicar a los clientes. Por ejemplo, si los amigos han estado llamando a tu negocio tu albatros, ya que puede no hacer ningún dinero, entonces nombra la empresa con tu nombre y la palabra "Albatros". Puedes explicarle a los clientes que representa el trabajo duro que pones en la creación de una experiencia de compra positiva. Si hay una frase que dices mucho y tus amigos bromean sobre eso, como "Experiencia de compra positiva", entonces considera nombrar a tu negocio con esa broma interna.

Palabras al azar

A veces, un nombre único sólo necesita fluir bien para ser eficaz. Llena una bolsa con palabras aleatorias cortadas de revistas y títulos de periódicos, a continuación, escribe los resultados que obtienes. Comience haciendo malabares en torno a algunas de las combinaciones que obtengas, y puedes tropezar con ese nombre que hace que tu empresa suene única. Sería de gran ayuda elegir un nombre que es una mezcla única de palabras al azar, pero que aún represente tu negocio de alguna manera. Por ejemplo, si eres dueño de una tienda de corbatas, entonces puede que te guste el sonido de las palabras "toser" y "rojo" juntas por la sencilla razón de que suenan bien. Añade la frase "tienda de corbatas" al final de la misma y tienes un nombre empresarial único.

Créditos de las fotos

  • Thomas Northcut/Stockbyte/Getty Images