Ejemplos de sistemas cerrados en organizaciones

Escrito por Crystal Vogt | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Hay dos tipos de sistemas en las organizaciones: los sistemas cerrados y los sistemas abiertos. Un sistema abierto interactúa con su entorno proporcionando y recibiendo información. Los sistemas cerrados están cerrados al entorno exterior, y toda la interacción y el conocimiento se transmite dentro del sistema cerrado solamente. Los sistemas cerrados pueden obstaculizar el crecimiento ya que el flujo de información se mantiene dentro del sistema y no tiene ninguna posibilidad de interactuar con o basarse en el conocimiento del entorno exterior.

    Máquina de la burocracia

    La gestión empresarial basada en un sistema cerrado se conoce como una "máquina de la burocracia". Más frecuente entre las organizaciones, las máquinas de burocracia tienden a mantener la eficiencia y el control como sus metas más altas. Pueden alcanzar estos objetivos de varias maneras, incluyendo el establecimiento de una jerarquía de las oficinas, mediante la creación de reglas que guíen el rendimiento, la separación de los derechos personales y profesionales, y la selección de nuevas contrataciones sobre la base de los conocimientos técnicos solamente.

    Línea de producción

    Una línea de producción es un ejemplo de un sistema cerrado dentro de una organización. El trabajo diario que se lleva a cabo en las líneas de producción o el montaje se pueden aislar de factores externos, tales como las reuniones del día a día entre los ejecutivos de nivel superior, o la información de otras líneas de producción similares y competidoras. Los trabajadores en una cadena de montaje son generalmente responsables de completar sus tareas en la línea, en función del tipo de línea que sea.

    Departamentos específicos

    Algunos departamentos dentro de una organización se pueden configurar como sistemas cerrados. Por ejemplo, un departamento de investigación y desarrollo (I + D) dentro de una organización de informática puede ser configurado como un sistema cerrado, sin interacción fuera de la división; el propósito es proteger los secretos comerciales y las invenciones que se están produciendo en su interior. Un departamento de I + D es muy diferente, por ejemplo, a un departamento de relaciones públicas, que es un ejemplo de un sistema abierto que debe interactuar con el entorno exterior sobre una base regular.

    Mensajería corporativa

    Un sistema de mensajería de la empresa puede ser un ejemplo de un sistema cerrado en función de cómo se configure dentro de una organización. Aunque los sistemas de correo electrónico son sistemas abiertos, los sistemas de mensajería instantánea corporativos son sistemas cerrados en los que estableces con quiénes deseas comunicarte. A diferencia de los sistemas de correo electrónico, que permiten incluir a más de una persona en una nota, muchos sistemas de mensajería corporativa te permiten conversar sólo con una persona a la vez.

    Créditos de las fotos

    • Simon Willms/Lifesize/Getty Images