Ejemplos de estrategias dominantes

Escrito por Lee Grayson | Traducido por Mike Tazenda

Las estrategias dominantes de negocios definen cómo las empresas enfocan su producción, marketing y servicios. Los dueños pueden crear ciertas estrategias supremas mientras minimizan otras. La gestión se enfoca en una estrategia, como el énfasis en el marketing o en la calidad, como parte de un modelo de negocios distintivo que esperan coloque a la empresa en una mejor posición competitiva. Las empresas grandes fusionan algunas estrategias dominantes, usando una para vender una línea de productos y otra para publicitar productos adicionales.

Diversificación

Las empresas usan la diversificación como una estrategia operativa dominante en una industria clave, y luego expanden la corporación comprando otras marcas o creando nuevas. Las demás compañías, aunque no estén directamente involucradas en esa industria clave, típicamente proveen de bienes y servicios que contribuyen a la industria original. Un fabricante de bebidas gaseosas, por ejemplo, puede diversificarse abasteciendo de botellas de vidrio o latas de aluminio. Un nuevo negocio debe enfocarse en procedimientos de lanzamiento, en lugar de trabajar para diversificar la empresa en los primeros años de operación.

Costos

Las firmas que usan el modelo dominante basado en costos toman la decisión de cortar los costos de fabricación o los márgenes de ganancias para ofrecer a los consumidores precios muy económicos por sus bienes y servicios. Las empresas que operan en el campo de las manufacturas de objetos de corta duración (como ropa económica) a menudo usan esta estrategia como práctica de negocios dominante. Las empresas con un flujo de caja bajo pueden probar esta estrategia para generar ingresos rápidos. Las operaciones de grandes descuentos y ventas por cantidad usan este enfoque para comprar bienes y determinar los procedimientos operativos.

Servicios

Un foco en los servicios destaca a una empresa de las demás en la competencia. La empresa debe incorporar los costos adicionales de la fuerza de trabajo abocada a los servicios en el producto final, pero se asume que los clientes pagarán más para contar con un mejor servicio. Las tiendas de departamentos de primera línea y boutiques exclusivas usan la estrategia dominante de servicios para ganar y retener clientes.

Bienes

Seleccionar una estrategia dominante con foco en los bienes significa que la empresa tiene una buena variedad de productos en oferta en un mercado selecto. Una tienda tradicional o en internet que ofrece ciertos tipos de artículos deportivos nos brinda un ejemplo de una estrategia dominante basada en bienes. La estrategia selecciona sólo un grupo de los bienes del mercado, como por ejemplo, botas de escalar, pero el volumen de estos bienes es muy alto, opacando al de otras tiendas del mismo rubro. Los clientes de las empresas que usan esta estrategia identifican al vendedor, lo cual ayuda a reforzar el sentido de marca.

Selección de estrategia

Las empresas toman decisiones conscientes para seleccionar las estrategias dominantes de fabricación y marketing, pero el mercado fuerza también la imposición de ciertas estrategias en lugar de otras. Cuando la competencia hace uso exitoso de una estrategia, puede que una empresa deba volcarse hacia ella para mantenerse operativa y competitiva. Cuando una tienda de compras al por mayor lanza una oferta imbatible de productos de calidad, la competencia puede tener que apuntar a una estrategia de servicios, o igualar los precios de los productos de calidad comparable.

Créditos de las fotos

  • Martin Poole/Photodisc/Getty Images