¿Cuáles son los riesgos de abrir una tienda de venta al por menor?

Escrito por Catherine Capozzi | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores

Varios empresarios sueñan con abrir una tienda lucrativa, ya sea una concesionaria de electrónica de gama alta o una modesta pero elegante boutique de ropa. Sin embargo, abrir una tienda al por menor no está exenta de riesgos. Los dueños de negocios deben asegurarse de una variedad de condiciones que son conocidas con el fin de manejar una tienda al por menor con éxito.

Poner precio

La fijación de precios es un gran riesgo en el negocio minorista. Debido a que la tienda no se ha establecido, los propietarios de negocios a menudo se enfrentan a dificultades en la determinación del precio a cobrar por sus productos. Este riesgo es especialmente evidente para las tiendas minoristas que venden productos hechos a la medida. Mientras que algunas tiendas minoristas determinan los precios en base a los valores de la competencia, las empresas que proveen artículos personalizados no pueden depender exclusivamente de este método. Las tiendas al por menor en línea corren el riesgo de cometer errores en los precios. Por ejemplo, colocar el precio accidentalmente de un collar de US$500 a US$5 puede causar estragos en la línea inferior. Evitar estos riesgos supone elaborar una política de garantía y escritura de renuncias de errores en los precios. Los propietarios de tiendas inteligentes también experimentan con diferentes estrategias de precios, incluyendo ofertas iniciales de "compra uno y llévate otro gratis" y otros descuentos de inauguración.

Condiciones económicas

Los minoristas suelen ser sensibles a las condiciones económicas, ya que por lo general venden artículos adquiridos con los ingresos disponibles. Cuando las condiciones económicas declinan y los consumidores tienen menos dinero para gastar, las empresas minoristas a menudo experimentan dificultades. La apertura de una tienda al por menor conlleva el riesgo de una mala programación. Por ejemplo, muchos empresarios que han pasado por las fases de planificación durante los tiempos de auge de 2006 experimentaron inconvenientes financieros cuando la tienda abrió finalmente durante la gran recesión de 2008. Algunos propietarios de tiendas minoristas utilizan descensos en su beneficio. Las tiendas de alquiler, por ejemplo, pueden ser significativamente más baratas durante las crisis como los propietarios se apresuran a alquilar espacio. Otras ventajas pueden provenir de la venta de artículos a prueba de recesión, como las comidas preparadas y rebajas de artículos de lujo.

El gusto y preferencias

El cambio de gustos y preferencias es otro riesgo, especialmente para las tiendas de venta de artículos relacionados con la tecnología. Planificar cuales elementos vender es una actividad en constante cambio, por ejemplo, una tienda puede planear abastecerse de los últimos reproductores de música y en un determinado costo, esta cifra puede cambiar antes de que abra la tienda a causa de los nuevos agentes que se incorporan al mercado . Muchas tiendas eluden este riesgo al entrar en tratos con los fabricantes al por mayor de estos artículos. Cuando el último elemento se fabrica, la tienda minorista sabe de antemano el costo esperado y la garantía asociada a los bienes. Las empresas deben estar dispuestas a renovar su imagen a menudo con el fin de competir. Utiliza grandes campañas de publicidad para los productos nuevos e inexplorados y recoge comentarios de los consumidores con frecuencia como una forma de mantener a los clientes.

Robo y daños

Aunque las industrias de servicios se preocupan por el robo de ideas, las tiendas minoristas se enfrentan a una siempre presente preocupación por el robo de bienes físicos. La apertura de una tienda al por menor requiere comprar un amplio capital de artículos y sustituir estas órdenes con frecuencia. La gestión de este riesgo requiere contar con una estrategia de gestión de inventario en el lugar. Algunas tiendas usan dispositivos de rastreo electrónicos, mientras que otras empresas utilizan cámaras de seguridad en las tiendas para vigilar a los empleados y clientes. Las tiendas en línea deben evitar el robo de datos en línea. Emplea una serie de medidas preventivas, incluido el cifrado de disco completo y encriptación de disco duro. Estas medidas impiden la piratería de base de datos y preserva la información confidencial, como números de tarjetas de crédito, de ser robados.

Créditos de las fotos

  • Eileen Bach/Photodisc/Getty Images