Diferencia entre Marketing urbano y rural

Escrito por Mary Strain | Traducido por Laura Gonzalez

Las comunidades urbanas y rurales han tenido históricamente diferentes grupos demográficos, intereses y oportunidades. Si bien el auge de las comunicaciones de finales del siglo 20, especialmente el advenimiento de Internet, está unificando las divisiones un poco, todavía hay grandes diferencias. Estas diferencias a menudo requieren diversas estrategias de marketing para las empresas que desean vender a ambos mercados.

Demografía

La demografía de América rural ha ido cambiando en los últimos años. Algunas zonas turísticas o de recreo han visto una afluencia de nuevos residentes cuyos gustos y perfiles demográficos pueden ser muy diferentes de sus vecinos. Sin embargo, en términos generales, la población rural aún tiende a ser más homogénea que sus contrapartes urbanas y tiende a compartir valores culturales y religiosos. Ellos son más propensos a ser obreros en vez de empleados de cuello blanco, y tienden a ganar menos dinero, en promedio. Una campaña publicitaria dirigida a un mercado rural, por tanto, deberá necesariamente ser diferente a la de una dirigida a un mercado urbano. Un concesionario de coches rural, por ejemplo, podría insistir en la asequibilidad y una marca de confianza en vez de apuntar a la tecnología verde o las nuevas características de diseño, que pueden tener más atractivo en un concesionario urbano.

Acceso

Las zonas rurales están, por definición, alejadas de los centros de la ciudad; por lo tanto, no gozan del mismo acceso fácil a los centros comerciales más importantes que los habitantes de la ciudad disfrutan. Un plan de marketing dirigido a los consumidores rurales podría depender de las ventas por Internet o de una asociación con las tiendas ya que sirven en el área rural. Tu mensaje sería menos probable divido en diferentes versiones para los subgrupos de consumidores. Una campaña de marketing dirigida a los consumidores urbanos podría tener que dividirse en subgrupos para atraer a los diversos grupos dentro del área objetivo. También tendría que ser más agresiva o inusual para destacarse entre el mar de anuncios que compiten por la atención de los consumidores urbanos.

Cultura

America rural y urbana tienen muchas características culturales en común, sin embargo, existen algunas diferencias. Un anuncio con una popular estrella de la música country sería recibido favorablemente en los mercados rurales, mientras un anuncio que ofrece un músico de jazz probablemente sería bien recibido en el mercado urbano. Un anuncio con palabras como "confiable", "tradicional" y "valores" podría resonar mejor con los consumidores rurales, mientras que palabras como "innovador", "fresco" y "nuevo" puede tener más atractivo para un consumidor urbano. El marketing que se mezcla con las normas culturales de cada comunidad es más probable que resulte en ventas.

Métodos

Los consumidores que viven en una zona rural en donde el cambio es lento pueden responder mejor al marketing uno-a-uno realizado por los vendedores que se toman el tiempo de establecerse en la comunidad y ganar confianza. Sin embargo, el mismo enfoque personal puede ser visto con sospecha en un entorno urbano, especialmente si una técnica sin sentido de venta es la norma. Es aconsejable tomar nota de las técnicas de venta que ya están en funcionamiento cuando se elabore una campaña de marketing específica para cada lugar.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images