Definición económica de los cuatro factores de producción

Escrito por Osmond Vitez | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

Los recursos económicos son los bienes y servicios disponibles para las personas y empresas y que se utilizan para producir productos de valor para el consumidor. Los recursos económicos clásicos son la tierra, el trabajo y el capital. La iniciativa empresarial también se considera como un recurso económico porque los individuos son los responsables de la creación de empresas y de movilizar los recursos económicos en el entorno empresarial. Estos recursos económicos son también conocidos como factores de producción. Los factores de producción describen la función que realiza cada uno de los recursos en el entorno empresarial.

Tierra

La tierra es el recurso económico que abarca los recursos naturales que se encuentran dentro de la economía de una nación. Este recurso incluye la madera, la tierra, la pesca, las granjas y otros recursos naturales similares. La tierra es, por lo general, un recurso limitado para muchas economías. A pesar de que algunos recursos naturales, como la madera, los alimentos y los animales, son renovables, la tierra física suele ser un recurso fijo. Las naciones deben utilizar sus recursos de tierra cuidadosamente, creando una mezcla de usos naturales e industriales. El uso de la tierra para fines industriales les permite a los países mejorar los procesos de producción para convertir los recursos naturales en bienes de consumo.

Trabajo

El trabajo representa el capital humano disponible para transformar los recursos brutos o nacionales en bienes de consumo. El capital humano incluye a todos los individuos sanos, capaces de trabajar en la economía de la nación y de prestar diversos servicios a otras personas o empresas. Este factor de producción es un recurso flexible, ya que los trabajadores pueden ser asignados a diferentes áreas de la economía para la producción de bienes de consumo o servicios. El capital humano también se puede mejorar a través de la capacitación o la educación de los trabajadores para completar las funciones técnicas o tareas del negocio cuando trabajan con otros recursos económicos.

Capital

El capital tiene dos definiciones económicas como factor de producción. El capital puede representar los recursos monetarios que las empresas utilizan para comprar los recursos naturales, la tierra y otros bienes de capital. Los recursos monetarios fluyen a través de la economía de una nación, a medida que los individuos compran y venden recursos a particulares y empresas. El capital también representa el mayor activo físico que los individuos y las empresas utilizan cuando producen bienes o servicios. Estos activos incluyen los edificios, la maquinaria, el equipo, los vehículos y otros artículos similares. Las personas pueden crear sus propios medios de producción de capital, comprándolos a otro individuo o empresa o alquilándolos por una cantidad específica de tiempo a personas u otras compañías.

La iniciativa empresarial

La iniciativa empresarial se considera un factor de producción, porque si bien los recursos económicos pueden existir en una economía, puede que no se transformen en bienes de consumo. Los empresarios, por lo general, tienen una idea para crear un bien valioso o servicio y asumir el riesgo que implica la transformación de los recursos económicos en productos de consumo. La iniciativa empresarial también se considera un factor de producción, ya que alguien debe realizar las funciones de gestión de la recolección, la asignación y distribución de los recursos económicos o productos de consumo a particulares y a otras empresas en la economía.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images