Signos de una fuente de alimentación dañada en una computadora

Escrito por Solomon Poretsky | Traducido por Juliana Star

Uno de los componentes más importantes de una computadora es su fuente de alimentación. La fuente es una caja contenida en el gabinete que toma la energía estándar de 120 voltios y la convierte a muchos tipos diferentes de energía para suministrarla a todos los componentes internos de la computadora, desde la placa base hasta el disco duro. Cuando una fuente de alimentación comienza a fallar puede manifestar el problema de muchas formas diferentes. Entre éstas se encuentran reinicios aleatorios, fallos en los componentes además de ruidos y olores extraños.

Fallos intermitentes

Si bien muchas cosas diferentes pueden hacer que tu computadora falle, una fuente de alimentación dañada es una de ellas. Una buena forma de verificar si tu fuente de alimentación está causando el problema es prestar atención al momento en el que falle tu equipo. Generalmente los problemas con la fuente se manifiestan bajo cargas de trabajo, por lo que si tu computadora falla cuando necesita más energía existe una buena probabilidad de que tu fuente sea la culpable. Las cosas que generan una alta carga son las unidades de disco duro u ópticas que arrancan de nuevo después de haberse desactivado durante un tiempo y las tareas de uso intensivo del procesador, como cargar un juego con una secuencia introductoria detallada o empezar a renderizar efectos en un video que estés editando. Pero los reinicios y bloqueos aleatorios también son signos de una fuente de alimentación dañada.

Ruidos extraños

Si escuchas ruidos extraños provenientes de tu computadora podrían ser ocasionados por tu fuente de alimentación. Escucha cuidadosamente en la parte posterior de tu sistema para determinar el lugar desde el que se emiten los ruidos. Si éstos provienen de un lugar cercano a los conectores de energía, es probablemente la fuente de alimentación. Los ruidos extraños pueden ser cualquier cosa, incluyendo un ventilador más ruidoso o más callado, zumbidos o incluso silbidos. Si tu disco duro interno está haciendo un sonido de clic, esto también puede indicar que tienes problemas con la fuente de alimentación, aunque también podría ser que tu unidad esté a punto de fallar. Por otro lado, si tu computadora está inusualmente silenciosa puede significar que tu fuente de energía no está proporcionando electricidad a los ventiladores de enfriamiento. Este es un serio problema, ya que el sobrecalentamiento podría conducir a un daño en el hardware.

Olores extraños o humo

Si sale humo de la fuente de alimentación de tu computadora ésta definitivamente necesita un reemplazo. Desconéctala inmediatamente de la toma de la pared para evitar el riesgo de incendio. Otra pista que indica que tu fuente de alimentación está a punto de fallar es la emisión de olores extraños. Cualquier cosa que huela a químicos o a algo que se esté quemando, incluso si no hay humo, es un indicador de que algo está mal con tu fuente, en cuyo caso debes desconectar y no usar tu computadora hasta que sea reparada.

Computadora muerta

El signo más evidente de un fallo en la fuente de alimentación es cuando tu computadora no enciende. Incluso si todo lo demás en tu computadora está roto, si tu fuente de alimentación funciona su ventilador debe girar y aún podrás ver encendida una luz de LED cerca de la fuente en la parte frontal del gabinete. Si tu computadora no enciende y si ya confirmaste que esté correctamente conectada en una toma de corriente funcional, pide a un profesional que sustituya tu fuente de alimentación.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images