¿Qué puedo hacer cuando mi Kindle se bloquea?

Escrito por Lara Webster | Traducido por Alejandro Moreno
El Kindle también está disponible como una aplicación en ciertos dispositivos móviles, como el iPhone.

El Kindle también está disponible como una aplicación en ciertos dispositivos móviles, como el iPhone.

Un Kindle puede congelarse por varias razones, al igual que cualquier dispositivo con un disco duro. Afortunadamente, realizar un reinicio es algo que cualquier propietario puede lograr en unos cuantos minutos y que probablemente solucione el problema. Para evitar que el aparato se congele en el futuro, siempre evita que tu Kindle funcione con muy poca batería y mantente al tanto de actualizaciones de software, particularmente si están relacionadas con arreglar una falla conocida.

Reiniciar el Kindle

Si tu Kindle no responde, restablecerlo forzará al dispositivo de lectura a reiniciarse. Muy similar a una computadora, el proceso de reinicio fuerza tu Kindle a cerrar su pantalla actual y reiniciarse en la página de inicio. Para resetear tu Kindle, presiona el interruptor de encendido por al menos 20 segundos; cuando lo sueltes, aparecerá una pantalla de reinicio en tu Kindle y el dispositivo debe estar descongelado.

Cargar el Kindle

Un Kindle congelado puede ser el resultado de unas baterías bajas. Si sabes que tu Kindle tiene poca carga cuando se bloquea, conéctalo a una fuente de alimentación. Amazon recomienda dejar que el Kindle se cargue por aproximadamente tres minutos antes de hacer cualquier otra cosa. Después de que el Kindle se haya cargado, intenta reiniciar el dispositivo manteniendo el botón de apagado presionado.

Actualizar el software

Mantener el software de tu Kindle actualizado puede reducir las ocasiones en que se congela la pantalla. Si no estás seguro de si tu dispositivo tiene el software más reciente, visita amazon.com/kindlesoftwareupdates para revisar cuál es la última versión. Revisa la versión de tu software de Kindle en el menú de "Configuración" de tu dispositivo, compárala con la última versión y actualízala si es necesario. Las actualizaciones pueden realizarse conectando tu Kindle a una conexión Wi-Fi, que causará que una actualización comience automáticamente, o conectando tu Kindle a una computadora con un cable USB y visitando la dirección web anterior.

Reparaciones

Si tu Kindle está cargado completamente y tiene el software actualizado pero aún así se congela, el dispositivo puede necesitar una reparación. Todos los Kindles están cubiertos por una garantía limitada de un año, lo que asegura mantenimiento gratuito para todos los problemas que sean causados por una falla de manufactura o parte defectuosas. Para descubrir cómo enviar tu dispositivo para reparaciones, contacta a la línea de apoyo para Kindle en el 866-321-8851.

Créditos de las fotos

  • Spencer Platt/Getty Images News/Getty Images