¿Qué es la frecuencia externa de una CPU?

Escrito por David Perez | Traducido por Paulo Gutierrez
Algunos procesadores tienen multiplicadores ajustables, lo que te permite cambiar la frecuencia interna sin cambiar la frecuencia externa.

Algunos procesadores tienen multiplicadores ajustables, lo que te permite cambiar la frecuencia interna sin cambiar la frecuencia externa.

Los distintos componentes de una computadora operan a frecuencias diferentes. Por esta razón requieren una frecuencia base para sincronizar sus operaciones. La placa madre proporciona esto en forma de un reloj externo. Las unidades de procesamiento central usan este reloj para determinar sus propias velocidades operacionales. Los fabricantes a veces se refieren a esto como la frecuencia externa para diferenciarla de la velocidad de la CPU, también conocida como su frecuencia interna.

Función

Las placas madres alternan entre voltajes altos y bajos, creando un pulso constante. La frecuencia externa es el número de veces por segundo que este pulso completa un ciclo. Por ejemplo, una placa madre con un pulso que realiza ciclos 100 millones de veces por segundo posee una frecuencia de reloj externa de 100 megahertz. Aunque este valor técnicamente describe a la placa madre, los usuarios y fabricantes suelen referirse a él como la frecuencia externa de la CPU.

Externa versus interna

La CPU es el componente más rápido que está presente en la mayoría de las computadoras, operando a una tasa mucho mayor a la de la frecuencia externa. Según DSL Reports, las CPU logran esto usando un multiplicador de núcleo interno. Este componente multiplica la frecuencia externa para que la CPU opere a una tasa más rápida, lo que se conoce como frecuencia interna, mientras permanece sincronizada con la placa madre. Por ejemplo, una CPU con una frecuencia de 100 MHz y un multiplicador de 24x tiene una frecuencia interna de 2400 MHz, o 2,4 gigahertz.

Otros componentes

Otros componentes de las computadoras usan multiplicadores para incrementar sus velocidades operacionales más allá de la frecuencia externa de la placa madre. Estos incluyen a las unidades de memoria de acceso aleatorio (RAM, por sus siglas en inglés) y de procesamiento gráfico. Aunque estos componentes pueden operar más rápido que la placa madre, generalmente no pueden operar tan rápido como la CPU. La consistencia de la frecuencia externa permite que los fabricantes desarrollen unidades RAM y GPU que operan tan rápido como es posible sin tener que hacer que otros componentes operen a las mismas tasas exactas.

Incremento de la frecuencia

El incremento de la frecuencia es un método de alteración de la frecuencia externa para mejorar el rendimiento de una computadora. El proceso implica ingresar al Sistema básico de entrada y salida (BIOS, por sus siglas en inglés) e incrementar la frecuencia externa desde su ajuste predeterminado. Hacer esto requiere conocimiento detallado de todos los componentes de tu computadora, ya que esto suele impulsarlos más allá de los límites recomendados de fábrica. El incremento de la frecuencia sin entender y contabilizar las limitaciones precisas de tu sistema puede dañar o destruir tu computadora.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images