Factores que influyen en el desarrollo económico y el crecimiento

Escrito por Angie Mohr | Traducido por Barbara Obregon

    Las industrias experimentan ciclos de crecimiento económico y la contracción depende de muchos factores. Estos incluyen la salud general de los mercados, las preferencias de los consumidores y noticias del mundo, incluso eventos aparentemente sin relación. Aunque algunas empresas se desempeñan mejor que otras en su industria, los factores globales que afectan a la industria en su conjunto deben ser contemplados en la planificación para iniciar o hacer crecer un negocio.

    Tasas de interés

    Las tasas de interés pueden afectar al crecimiento industrial de varias maneras. En industrias con grandes transacciones como los fabricantes de vehículos o compañías de cruceros, un aumento en las tasas de interés puede impedir que los clientes pidan préstamos para financiar la compra de este tipo de productos y servicios. Las altas tasas de interés también disuaden a las empresas de invertir en nuevo capital y expansión. Por otro lado, la caída de las tasas de interés puede estimular a las industrias a crecer, lo que puede conducir a la innovación y el aumento de los niveles de empleo.

    La fortaleza de la moneda

    El valor del dólar de EE.UU. frente a otras monedas como el yuan, el yen y la libra es importante incluso para las empresas que no importan o exportan mercancías. Los consumidores tienen la opción de comprar bienes o servicios originarios de los Estados Unidos o de otros países. Si el dólar de EE.UU. se fortalece, las empresas de la industria que compran insumos de otros países son capaces de ser más competitivas en precios. En las industrias que dependen en gran medida de materias primas extranjeras, tales como la industria de la confección, el sector entero puede ser levantado o presionado con el fortalecimiento o el debilitamiento del dólar.

    Intervención gubernamental

    Muchas industrias están reguladas por el gobierno, de una forma u otra. Las agencias gubernamentales como la Agencia de Protección Ambiental, la Administración de Alimentos y Medicamentos o el Departamento de Agricultura de EE.UU. mantienen los estándares que todos los operadores de un sector deben seguir para la seguridad de los consumidores, los empleados, o los recursos naturales. Algunas industrias están mucho más reguladas que otras y las nuevas leyes y normas pueden sacudir a todo un sector y reducir el crecimiento. Por ejemplo, las nuevas leyes de seguridad de los juguetes infantiles realizadas en el marco de la Ley de Mejora de la Seguridad del Producto al Consumidor en 2009 amenazó con acabar con muchos pequeños productores de juguetes cuando los requisitos para probar y certificar los juguetes eran un costo prohibitivo para todos, incluso para los grandes fabricantes de juguetes. Los cambios propuestos a la ley pueden ayudar a aliviar la carga que pesa sobre los pequeños fabricantes y revendedores.

    Impacto ambiental

    El crecimiento económico de una industria puede verse afectado no sólo por el efecto ambiental de los productos o servicios que tienen, sino también por la percepción de los consumidores de ese impacto. Por ejemplo, el mercado de prendas de piel se redujo drásticamente en el transcurso de unos cuantos años en la década de 1990 cuando los consumidores percibieron que la crianza y matanza de animales pequeños por su piel era inhumana y un mal uso de la tierra. Aunque la industria se volvió a levantar con la demanda internacional, el número de productores de pieles en el país disminuyó considerablemente. Si el público ve los productos de una industria o un servicio como dañinos o peligrosos, la mayoría de las empresas del sector pueden experimentar una disminución marcada de las ventas rápidamente.

    Salud económica general

    La situación económica del país y la confianza de los consumidores también pueden estimular el crecimiento y el desarrollo o dañarlos. En tiempos de recesión, los consumidores empiezan a limitar sus compras a lo esencial, renunciando al lujo o a los artículos caros. Asimismo, las empresas reducen la producción, la contratación y el desarrollo de nuevos productos y servicios para asegurar que sus finanzas pueden capear el temporal. En períodos de crecimiento económico general, estas empresas una vez más se expanden. Lo contrario ocurre en las industrias que se ocupan de los bienes de consumo básicos que todo el mundo necesita, independientemente de la economía: la comida, pañales y artículos de primera necesidad. La demanda recoge para estas necesidades a medida que los consumidores se abastecen y sustituye los productos básicos por los productos de lujo (ejemplo: la gente compra más alimentos para comer en vez de ir a un restaurante). En tiempos de inflación, la demanda de bienes de primera necesidad se reduce a medida que los consumidores puedan permitirse pagar más sustitutos de lujo.

    Créditos de las fotos

    • corporate greed image by Steve Johnson from Fotolia.com