Diferencias entre promoción y publicidad

Escrito por Sam Ashe-Edmunds | Traducido por Iliana Koster

Muchas empresas pequeñas colocan promoción y publicidad bajo la misma categoría de gastos, dando ambas funciones al mismo gerente. Publicidad generalmente se refiere a mensajes controlados, pagados en los medios, mientras que promoción incluye actividades de mercadotecnia pagadas y gratuitas, tales como ventas o patrocinios. Hasta que tu negocio sea lo suficientemente grande para tener ambos departamentos, considera poner promoción y publicidad, junto con relaciones públicas, bajo la dirección de una persona de mercadotecnia.

Publicidad

En el sentido más estrecho, publicidad se refiere a mensajes que envías al público mediante periódicos y revistas, exhibiciones, anuncios espectaculares, comerciales de radio y TV y banderas en páginas web. Tú controlas el contenido y los gráficos y pagas por el espacio para mostrar tu mensaje. Los anuncios están pensados para trabajar gráficamente con el medio para hacer que tu mensaje resalte, compitiendo con artículos, gráficos, música, espectáculos y otros anuncios, llamados "clutter" (aglomeración). Entre más anuncios tenga un medio, mayor aglomeración tendrá y menos atractivo será.

Promoción

Promoción, mejor conocida como promociones, es un método de anunciar tu producto o servicio usando medios más dinámicos que puedes más fácilmente modificar o cambiar. Ejemplos incluyen los cupones, ventas especiales, recomendaciones de celebridades, eventos, patrocinios de equipos o ligas; concursos, rebajas, muestras gratuitas, catálogos, redes sociales, donativos, y correo directo. A diferencia de las relaciones públicas, que son un intento de lograr que los medios promuevan tu mensaje sin costo, la promoción frecuentemente es un gasto. Una campaña en redes sociales es un ejemplo de una promoción que no genera costo, además del tiempo del personal.

Seleccionando consumidores

La publicidad te da una mejor oportunidad de enfocar consumidores específicos, en base a que los proveedores de medios usualmente tienen información demográfica específica que puedes revisar del lector, visitante, escucha o televidente. Los negocios que venden publicidad usualmente proporcionan a los anunciantes potenciales con un estuche de medios que contienen el número de la circulación o audiencia general y un desglose por factores tales como género, grupo étnico, edad, estado civil o si tienes hijos, educación y nivel de ingresos. Con las promociones, no puedes predecir quién verá tu mensaje tan bien como cuando compras publicidad. Por ejemplo, si deseas llegar a mujeres de 25 a 45 años, puedes mejorar tus probabilidades de alcanzarlas si patrocinas una carrera de 5 km para mujeres, pero no sabrás con seguridad hasta que veas las inscripciones. No sabrás la composición de los espectadores. Si ofreces un cupón, las leyes comerciales puede que no te permitan ofrecer un precio especial para mujeres de 25 a 45 años, así que los cupones podrían ser utilizados por una gran variedad de hombres y mujeres. Cuando pides a los clientes que te den "Me gusta" en Facebook, por ejemplo, no sabes quién verá tu mensaje.

Contabilidad

Puedes registrar publicidad y promociones en el mismo rubro para contabilidad y propósitos tributarios. Si gastas US$1.000 en un anuncio en revistas y US$1.000 en un patrocinio para una carrera de 5 km, puedes poner ambos como un gasto bajo mercadotecnia. Puedes también cargar el gasto de crear el anuncio y cualquier logotipo o materiales para el patrocinio de la carrera a tu presupuesto de mercadotecnia.

Créditos de las fotos

  • Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images