¿Cuál es la diferencia entre las ventas y la producción?

Escrito por Kelly Bowlin | Traducido por Luciano Ariel Castro

Las ventas en los negocios se refieren a los productos, mercancías o servicios vendidos por la empresa a los clientes que pagan. La producción se refiere al proceso de fabricación o la fabricación de los productos que los clientes de un negocio compran. La principal diferencia entre las ventas y la producción es que se debe producir un producto antes de venderlo. Las ventas en un negocio están estrechamente correlacionadas con el marketing (comercialización) o esfuerzo de ventas de una empresa, mientras que la producción está estrechamente relacionada con el proceso de fabricación. Todos los procesos de negocio en última instancia, dependen unos de otros con el fin de aportar efectivamente un producto o servicio al mercado.

Producción

Un aspecto clave para el proceso de producción en cualquier negocio es el proceso de determinar el costo de los bienes vendidos. El costo de ventas es el resumen del proceso de producción y su relación con el costo de la mercancía que se vendió. Se trata de comenzar con un total del inventario inicial y añadir el coste de mano de obra y materiales pagados en un período determinado. Una vez que se combinan estos dos costos, el inventario final se resta del total para llegar al costo de los bienes vendidos. La fórmula es la siguiente: los costos a partir del inventario, además de mano de obra y materiales, menos el inventario final.

Ventas

Ventas es el término que describe el proceso en el que un cliente adquiere los bienes o servicios ofrecidos por una empresa. Las ventas brutas se refieren al volumen total en dólares de los bienes o servicios que los clientes compran en un negocio antes de cualquier deducción por el costo de la mercancía. Las ventas por lo general dependen de la publicidad o el marketing, que es lo que utiliza una empresa para atraer a los clientes a sus productos o servicios.

La relación entre ventas y producción

La mayoría de las empresas cuentan con departamentos separados para las ventas y la producción. Cada departamento depende del otro. Por ejemplo, el departamento de ventas podría estar planeando una agresiva campaña de ventas basado en la mercancía de temporada. Sin embargo, antes de que pueda anunciar agresivamente la campaña, es necesario asegurarse de que el departamento de producción tiene la capacidad de producir suficiente producto para satisfacer adecuadamente la demanda prevista.

Consideraciones

La gestión empresarial ha de ser siempre consciente de la relación entre las ventas y la producción, ya que una no puede sobrevivir una sin la otra. La administración a menudo usará razones de negocio que incorporan tanto los totales de departamentos de ventas como los de los departamentos de producción. Por ejemplo, la relación de coste por unidad de venta es una herramienta importante que mide el coste individual de un artículo que se refiere a una sola unidad de venta correspondiente.

Créditos de las fotos

  • Felipe Dupouy/Digital Vision/Getty Images