Cómo supervisar un proceso de fabricación

Escrito por Devra Gartenstein | Traducido por Frances Criquet

La supervisión de un proceso de fabricación implica atender a las fases individuales del proceso, así como al flujo de mercancías y materiales a través de las diferentes fases que deben coordinarse para producir eficazmente un producto de calidad. Además, un supervisor de fabricación debe seguir un estricto control del inventario involucrado en el proceso de fabricación en forma de materias primas, así como de los productos terminados a la espera de ser enviados o vendidos.

Items you will need

  • Registros de producción
  • Ros registros de inventario

Lleva registros cuantificando las diferentes fases del proceso de fabricación. Registra el tiempo que se necesita para realizar cada tarea y el número de unidades que tu equipo produce. Sigue esta información a través del tiempo con el fin de evaluar la cantidad promedio de tiempo que cada tarea debería tomar. Anota las variables que afectan a la cantidad de tiempo que se necesita para realizar diferentes tareas, tales como cuántas personas están trabajando en el piso al mismo tiempo o si los materiales de producción están fácilmente disponibles. Evalúa si el número de unidades que tu equipo produce es suficiente para satisfacer la demanda.

Busca cuellos de botella en el proceso de fabricación, o puntos donde el trabajo se estanca haciendo que algunos trabajadores y maquinarias permanezcan inactivos mientras que otros experimentan una acumulación de trabajo. Vuelve a evaluar la programación del personal y las necesidades de equipamiento necesario para aliviar estos cuellos de botella y mantener los procesos de fabricación fluidos.

Lleva un registro de inventario para determinar si el personal tiene suficiente material a mano para cubrir los pedidos en curso. También evalúa si el inventario de los bienes producidos es suficiente para satisfacer la demanda de los clientes. Controla la adquisición de inventario y la producción con el fin de encontrar un nivel satisfactorio que sea suficiente para satisfacer la demanda sin ocupar espacio de almacenamiento y de capital potencialmente líquido en los materiales utilizados.

Examina los productos terminados para determinar si cumplen con las normas de calidad de la empresa. Si encuentras defectos, busca su origen. Trabaja con los empleados para mejorar su desempeño y trabaja con los proveedores para asegurarte de que los materiales que te proporcionan satisfacen las necesidades de la empresa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images