Cómo agregar un puerto virtual USB para impresora en tu Windows XP

Escrito por Jeff Grundy | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes

La mayoría de impresoras láser y de inyección de tinta están equipadas con un puerto USB integrado que puedes conectar a tu computadora de forma rápida y con el mínimo esfuerzo. Si tu negocio es pequeño como muchos otros, es probable que tengas dos o más impresoras conectadas a una sola computadora, que utilizas para tareas de impresión diferentes. Al conectar varias impresoras USB a una computadora, puedes utilizar un concentrador USB para acomodar la necesidad de múltiples puertos. A menos que todas las impresoras que desees conectar sean idénticas, cada una requiere su propio concentrador y un puerto virtual USB. Al utilizar varias impresoras USB con un solo conector, Windows XP no siempre podrá asignar un puerto exclusivo cuando el sistema operativo se inicie o los errores del puerto USB pueden ser reportados. Por lo tanto, debes asegurarte de que un número suficiente de puertos virtuales existen en el Administrador de dispositivos de Windows para que puedas utilizar todas tus impresoras sin tener que reiniciar Windows o volver a instalar un controlador de impresión cada vez que se imprima un dispositivo diferente.

Items you will need

  • Los cables USB
  • Controladores de impresión para todas las impresoras conectadas

Apaga la computadora y desconecta todas las impresoras USB de la máquina. Si dispones de un concentrador USB, desconéctalo también.

Reinicia el equipo e inicia sesión en Windows. Haz clic en "Inicio" y en "Mi PC" en el menú de Inicio. En el menú emergente, haz clic en la opción "Administrar".

Haz clic en el "Administrador de dispositivos" del panel derecho de la ventana del Administrador. Haz doble clic en el enlace "Puertos (COM & LPT)". Resalta el primer puerto virtual USB en la lista (por lo general USB0001 o algo similar). Haz clic en el puerto virtual USB que resaltaste y acepta la opción "Desinstalar". Haz lo mismo con cualquier otro puerto virtual USB en la lista. Reinicia tu computadora.

Haz clic en "Inicio", luego en "Panel de control". En la ventana del panel de control, haz clic en la opción "Programas y características".

Desplázate hacia abajo por la lista de programas instalados hasta llegar a la utilidad de la impresora y al controlador correspondiente en una de tus impresoras. Resalta el nombre de la aplicación y haz clic en el botón "Desinstalar" en la parte superior de la ventana. Sigue las instrucciones para desinstalar la aplicación y el controlador de tu computadora. Haz lo mismo en todas las aplicaciones de las impresoras instaladas en tu computadora.

Abre tu navegador web y visita la página de soporte técnico del fabricante de la impresora en la que deseas conectar la computadora. Descarga la última utilidad y el archivo de instalación del controlador para esa impresora y guárdalo. Descarga los controladores para cualquier otra impresora que desees conectar a tu computadora.

Haz clic en "Inicio", después en "Mi PC". Ve a la carpeta donde guardaste el archivo de instalación de la impresora. Haz doble clic en el nombre de archivo y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para instalar el software de la impresora y del controlador. Cuando el asistente de instalación te indique, vuelve a conectar el cable USB de la impresora a un puerto en tu computadora. No conectes la impresora antes de que el asistente te lo pida, ni conectes la impresora a un concentrador USB. Después de conectar la impresora a la computadora sigue las indicaciones del asistente para completar la instalación de la impresora.

Instala la aplicación del software del controlador y de la aplicación de la segunda impresora. Deja conectada la primera impresora a la computadora, mientras instalas el software del controlador para la segunda. Una vez más, no conectes la segunda impresora a la computadora hasta que se te indique. Instala impresoras adicionales, según sea necesario, asegurándote de no desconectar otras impresoras mientras lo haces. Conecta cada impresora por separado a un puerto USB y no a un concentrador.

Apaga el equipo después de finalizar la instalación de todas las impresoras que deseas conectar. Desconecta todos los cables, que van de las impresoras a las computadoras. Conecta el concentrador USB a un puerto en la parte posterior de tu computadora. No utilices un puerto USB en el panel frontal del concentrador, ya que no recibirás suficiente energía para alimentar todos los puertos USB virtuales que necesitas para varias impresoras.

Reinicia tu computadora después de conectar el concentrador USB a un puerto trasero. No vuelvas a conectar las impresoras en este momento. Espera unos segundos para que Windows XP detecte y configure el concentrador USB para su uso.

Conecta la impresora por primera vez al concentrador USB y espera unos segundos para que Windows XP reconozca y reinicie el conductor. Después de que Windows XP confirme la instalación correcta de tu primera impresora, conecta las adicionales al concentrador de una a la vez de la misma manera.

Consejo

  • Al utilizar varias impresoras USB con Windows, siempre es mejor conectar cada una a su propio puerto USB en lugar de utilizar un concentrador. Para utilizar el método anterior, debes restablecer la lista de puertos virtuales con Windows XP y te permitirá usarlos con un concentrador para que puedas liberar puertos para otros dispositivos. Si tienes que usar un concentrador, conéctalo a un puerto USB en la parte posterior de la computadora. La energía suministrada en los puertos conectados directamente a la placa base es mucho más estable que la corriente que se transmite por el panel frontal.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images