Las mejores carreras para comenzar después de los 55

Escrito por Lori Corrigan | Traducido por Valeria D'Ambrosio
Los cambios de carrera a una edad adulta ofrecen muchas oportunidades diferentes.

Los cambios de carrera a una edad adulta ofrecen muchas oportunidades diferentes.

Las profesiones, al igual que las relaciones, pueden evolucionar por diferentes razones y a menudo cuando menos lo esperamos. Esta realidad puede ser particularmente difícil para las personas de 55 años o más que han tenido sólo una o quizás dos ocupaciones a lo largo de toda su vida. Cuando volver a empezar en el mismo campo no es una opción, el enfoque debe estar en colocar tus aptitudes transferibles en otras profesiones que pueden ser financieramente seguras y emocionalmente gratificantes.

Empresarial

Si has soñado toda la vida con abrir una tienda de flores, administrar una guardería para perros o vender tacos de pescado en la playa, quizás este sea el momento de concretar tu deseo. Según el instituto empresarial Kauffman Foundation con sede en Missouri, contarás con una excelente compañía si te comprometes con tu pasión, ya que quienes tienen entre 55 y 64 años se han mantenido en el primer lugar de la actividad empresarial desde 1996.

Cobra por conducir

A diferencia de muchas industrias donde la juventud es un deseo sobreentendido de las empresas, la industria de los camiones abre sus puertas a la población madura y hasta incluso alienta a que la profesión sea un asunto familiar. Obtén una licencia de conducir comercial en sólo unos meses y sal de viaje por la carretera, más allá de que se trate de una distancia corta o larga, y conduzcas solo, con tu mascota o con tu esposa. Esta opción es un componente clave en el comercio nacional, ya que está respaldada por una sólida base de 3 millones de personas que, según AARP, hacen que la conducción de camiones sea una de las principales ocupaciones.

Carreras sin título

Quienes a duros golpes se graduaron de la escuela suelen ser pasados por alto en empleos que requieren un título. Si bien la falta de educación superior de ninguna manera significa que eres un aspirante incompetente, sí implica que deberás apuntar a industrias que valoran más la experiencia o los oficios y hasta incluso ofrecen capacitación en el trabajo. Gerente de ventas minoristas, tutor, administrativo general, representante de atención al cliente, agente de bienes raíces, responsable de seguridad y bombero forestal son sólo algunas de las opciones en las que la experiencia anterior se considera una aptitud transferible.

Alimenta tu alma

Si tus finanzas son sólidas y buscas opciones de carrera de gran valor social, el trabajo voluntario puede ser la respuesta perfecta. Una encuesta llevada a cabo de manera conjunta por MetLife Foundation y Civic Ventures determinó que aproximadamente 31 millones de personas entre 44 y 70 años quieren cambiar sus ocupaciones por algo que beneficie a toda la sociedad. Desde pasear perros y cepillar gatos en la sociedad protectora de animales local hasta ser tutor de niños en riesgo, servir alimentos en el comedor comunitario o construir casas para personas de bajos ingresos, las oportunidades para comprometerse en un trabajo significativo son muchas.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images