El salario de las enfermeras recién graduadas

Escrito por Kristine Tucker | Traducido por Anya Briceño

El salario de una enfermera recién graduada depende del nivel de entrenamiento y del tipo de grado de licenciatura obtenido. Como enfermera registrada (RN, por su siglas en inglés) con una licenciatura, calificas para un rango de salario más alto en comparación con una enfermera práctica registrada o licenciada (LPN, por sus siglas en inglés) con solamente un título asociado. Algunas carreras de enfermería solo se abren para enfermeras que tienen una licenciatura, de modo que la educación es una gran ventaja en esta industria tan competitiva. Después de la graduación, debes pasar un examen para obtener tu licencia de enfermera y tomar cursos de educación continua cada cierta cantidad de años para mantener tus habilidades actualizadas.

Educación y licenciatura

Tu salario después de la graduación depende mucho del tipo de educación que has completado. Una RN debe completar más entrenamiento educativo que una LPN; a menudo dos a tres años adicionales. El entrenamiento de una LPN toma un año o menos, mientras que una RN normalmente se gradúa con un grado asociado de dos años o una licenciatura en enfermería de cuatro años. Las enfermeras registradas deben pasar el Examen Nacional del Consejo de Licenciatura para Enfermeras Registradas (NCLEX-RN, por sus siglas en inglés) para recibir una licencia para ejercer. Según Allied Health World, las RN de nivel inicial ganan casi el doble que las LPN de nivel inicial.

Enfermera registrada

Una enfermera registrada debe demostrar competencia en anatomía, química, ciencias del comportamiento, psicología y biología humana antes de recibir una licencia para ejercer. Las RN también deben tener experiencia clínica supervisada en hospitales, instalaciones de cuidados de largo plazo, departamento de atención en salud o clínicas. Cuando te gradúas de un programa de educación para enfermeras registradas, calificas para un puesto de nivel inicial como enfermera. En el 2010, la Oficina de Estadísticas Laborales reportó que el 10% más bajo de los salarios de las RN, es decir, aquellos asociados con el inicio en la industria, fue de US$44.190 al año. El salario promedio anual fue de US$64.690. Según un reporte del 2011 del sitio web de la Universidad Drexel, el salario promedio de una RN en su primer año con una licenciatura fue de US$49.033.

Enfermera licenciada práctica o vocacional

Una enfermera licenciada práctica o vocacional tiene algunas responsabilidades prácticas en el cuidado de los pacientes enfermos, lesionados o convalecientes, pero no evalúa condiciones médicas ni prescribe medicamentos. Muchas LPN trabajan bajo la supervisión directa de una RN. Una licencia como LPN asegura que una enfermera tiene algo de entrenamiento y experiencia en el campo de la medicina, pero el diagnóstico de pacientes y tratamiento de síntomas está reservado para las RN y los médicos. Según el reporte de la Oficina de Estadísticas Laborales del 2011, el 10% más bajo de los salarios de LPN fue de US$30.650 y el salario promedio anual fue de US$41.150. Allied Health World señala que "las enfermeras licenciadas mejor pagadas raras veces ganan más de US$55.000 al año inclusive con años de experiencia en posiciones de liderazgo".

Pronóstico laboral

El pronóstico laboral para la industria de la enfermería parece prometedor. La oficina de estadísticas reporta que se espera que el empleo de las enfermeras registradas crezca en un 26% entre el 2010 y el 2020. Esa tasa de crecimiento de 26% es más rápida que el promedio para todas las ocupaciones. Debido a los avances médicos tecnológicos, el gran número de personas que envejecen y tratamientos preventivos disponibles, la creciente necesidad de enfermeras capacitadas es muy grande. La oficina señala que la demanda de enfermeras será mayor en centros de cuidados ambulatorios y en industrias de cuidados en salud domiciliarios. La demanda laboral de enfermeras también debería incrementarse en instalaciones que ofrecen rehabilitación de largo plazo para pacientes que han sufrido infartos, lesiones en la cabeza, enfermedad de Alzheimer y demencia.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images