Deducciones fiscales por gastos de comidas y entretenimiento

Escrito por Kathy Burns-Millyard | Traducido por Lucia Ayala
Las comidas de negocios pueden ser deducibles de impuestos.

Las comidas de negocios pueden ser deducibles de impuestos.

Gastar dinero en tu negocio se requiere para el éxito. Algunos gastos comunes son la comida y el entretenimiento. Puedes llevar a cabo reuniones de negocios con un cliente durante el almuerzo u ordenar alimentos para una reunión de estrategia de los empleados. Al gastar dinero en comidas y entretenimiento, que está directamente relacionado o asociado con actividades comerciales ordinarias y necesarias, puedes deducir una parte de los gastos en tu declaración de impuesto sobre la renta.

Directamente relacionado o asociado

Puedes deducir una parte de tus gastos de entretenimiento y comida de negocios, siempre y cuando cumplan con los requisitos de estar directamente relacionados o asociados a los negocios. Los gastos de entretenimiento y comida en que incurras para un cliente o empleado se permiten como deducciones, siempre y cuando el evento esté directamente relacionado con tu negocio o asociado a las actividades empresariales. Si llevas a un cliente a almorzar para finalizar una fase de planificación del proyecto, por ejemplo, estás llevando a cabo negocios durante la comida. Esto califica como estar directamente relacionado con tu negocio y se puede deducir de tus impuestos sobre la renta. Las comidas y el entretenimiento que están relacionados y ocurren inmediatamente antes o después de un evento de negocios, como una reunión, califican como un gasto asociado y pueden ser deducidos.

Mantenimiento de registros

Debes mantener registros detallados de las deducciones de comida y entretenimiento. Tus registros deben tener en cuenta la forma en que el gasto está relacionado con el negocio, la cantidad de dinero que gastaste, la fecha y el lugar de la comida o el entretenimiento, y la relación con las personas que agasajaste. Al tener tu recibo del restaurante, haz un hábito de anotar el propósito de negocio de la comida y todos los asistentes antes de presentarlo en tus registros. Si tienes que recordar esa deducción más tarde, no tendrás que confiar sólo en la memoria, y cumplirás automáticamente con los requisitos de mantenimiento de registros para la deducción.

Deducción del 50 por ciento

En general, sólo el 50 por ciento del precio de la comida o entretenimiento puede ser deducido. No puedes reclamar las deducciones de comida y entretenimiento como gastos de viaje. Tampoco puedes reclamar la deducción por comidas y entretenimiento que son exagerados o extravagantes.

Limitaciones a los empleados

Los empleados no pueden tomar una deducción fiscal por las comidas y el entretenimiento si estos gastos fueron reembolsados ​​por el empleador. Si los gastos no son reembolsados ​​y cumplen con los requisitos resumidos anteriormente, los empleados pueden deducir el 50 por ciento.

Créditos de las fotos

  • Allan Danahar/Digital Vision/Getty Images