Ventajas y desventajas del financiamiento de deuda y capital

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Laura De Alba

El financiamiento de deuda y capital son tus dos opciones básicas para obtener dinero para comenzar una compañía o hacer crecer un negocio. El financiamiento de la deuda incluye los préstamos a largo plazo que obtienes del banco. El financiamiento de capital es el dinero de inversionistas privados que obtienes a cambio de una acción de propiedades del negocio.

Ventajas de deuda

El financiamiento con deuda te permite pagar nuevos edificios, equipo y otros activos utilizados para hacer crecer tu negocio antes de ganar los fondos necesarios. Esta puede ser una gran forma de perseguir una estrategia de crecimiento agresiva, especialmente si tienes acceso a tasas de interés bajas. Relacionada muy de cerca está la ventaja de pagar tu deuda en porciones durante un periodo de tiempo. Relativo con el financiamiento de capital, también se beneficia al no tener que ceder ninguna propiedad o control del negocio.

Desventajas de deuda

La desventaja más obvia del financiamiento de deuda es que tienes que volver a pagar el préstamo más los intereses. No hacerlo expone tu propiedad y activos a la reposición del banco. El financiamiento de deuda también implica pedir prestado con base en las ganancias futuras. Esto significa que en lugar de utilizar todas tus ganancias futuras para hacer crecer el negocio o para pagar a los propietarios, tienes que distribuir una porción para los pagos de la deuda. Sobreutilizar la deuda puede limitar severamente el flujo de efectivo futuro y estancar el crecimiento.

Ventajas de capital

El financiamiento de capital no tiene que volverse a pagar. Además, compartes los riesgos y responsabilidades de la propiedad de la compañía con los nuevos inversionistas. Como no tienes que hacer ningún pago de deuda, puedes usar el flujo de efectivo generado para hacer crecer aún más a la compañía o para diversificar en otras áreas. Mantener una relación baja de deuda a capital también te ponen una mejor posición para obtener un préstamo en el futuro cuando sea necesario.

Desventajas de capital

Al tomar la inversión de capital, cedes parcialmente tu propiedad y, a cambio, algún grado de autoridad de toma de decisiones sobre tu negocio. Los grandes inversionistas de capital frecuentemente insisten en colocar representantes en las mesas directivas de las compañías con posiciones ejecutivas. Si tu negocio despega, tienes que compartir una porción de tus ganancias con el inversionista de capital. Con el tiempo, la distribución de las ganancias a otros propietarios puede exceder lo que tendrías que haber pagado en un préstamo.