Ventajas y desventajas del análisis costo-beneficio

Escrito por Renee O'Farrell | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Un análisis de costos y beneficios, también conocido como "análisis de costo-beneficio", es un método de evaluación que estima el valor de los proyectos para determinar si esos proyectos son dignos de emprender o continuar. En su forma más básica, el análisis costo-beneficio o CBA (por sus siglas en inglés), podría ser un cálculo que señala que la producción continua de un producto o una opción de un producto ya no es viable. En su forma más compleja, el CBA se puede utilizar para tener en cuenta los beneficios que la sociedad recibe, así como los beneficios que reporta a la comunidad en general.

    Sencillez

    La principal ventaja del análisis de costo-beneficio es que es fácil de entender. Simplemente estás mirando si los beneficios superan a los costos. Al hacer esto cuantitativamente, la medición de la cantidad en dólares de los beneficios y los costos involucrados en un proyecto, el costo-beneficio es muy fácil de ver. Esta claridad significa que todos los involucrados comprendan la naturaleza monetaria del proyecto y la cuestión de su continuidad. Su sencillez también significa que hacer un CBA es fácilmente posible para varios escenarios, lugares y más.

    Estimación

    La simplicidad del análisis de costo-beneficio, paradójicamente, puede dar lugar a complicaciones. Por ejemplo, si vas a realizar un análisis de costo-beneficio para determinar si debes o no asumir un proyecto, tienes que ser capaz de realizar estimaciones precisas sobre los beneficios que se reciben del proyecto. Si tus cálculos son exactos, puedes considerar que un proyecto es viable, solo para descubrir más tarde que terminó costándole dinero a la compañía. Del mismo modo, podrías decidir suspender un proyecto, sólo para descubrir más tarde que las actitudes de los consumidores han cambiado y que has perdido la oportunidad de ser un pionero en este tipo de producto. Las mejores estimaciones no se alinean con el comportamiento real de los consumidores.

    Unidad de medida

    Por otra parte, para ganar esta simplicidad, tienes que usar una medida común, una de las desventajas de un CBA. La determinación de los beneficios cuantitativos de un proyecto es relativamente sencillo; básicamente se suman los costos y las ganancias y se comparan los dos. Sin embargo, cuando se toma en cuenta los beneficios cualitativos, la situación puede ser más complicada. Por ejemplo, si estás considerando la implementación de un programa de bonos de los empleados, es obvio que incurrirás en costos. En cambio, puedes recibir beneficios como el aumento de la satisfacción de los empleados, la disminución de volumen de negocio y una mayor productividad. Los beneficios son importantes, pero difíciles de comparar, manzanas con manzanas, a los costos involucrados.

    Precisión

    Además, la precisión con respecto a los beneficios y los costos deberá ser observada cuidadosamente porque es fácil contar dos veces los beneficios. Por ejemplo, si estás usando un CBA para decidir si construyes una carretera, puedes tener la tentación de contar el aumento de los valores de la propiedad junto con el tiempo de viaje reducido. Sin embargo, los valores de las propiedades incluirían, en gran medida, el valor de la ubicación con respecto al tiempo de viaje; por lo que si cuentas los dos, subestimarías los beneficios del proyecto.

    Créditos de las fotos

    • laboratory weigh-scale image by Pali A from Fotolia.com