Ventajas y desventajas de los incentivos de los empleados

Escrito por Michael Batton Kaput | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Cuando eras niño, es posible que hayas odiado cortar el césped. Pero cuando mamá o papá te ofrecían US$ 5 por hacerlo, la tarea se hacía mucho más atractiva. Algunas empresas emplean una lógica similar, ofreciendo a los trabajadores una serie de incentivos para alentarlos a trabajar más duro y cumplir con ciertos parámetros profesionales.

Identificación

Los incentivos a los empleados comprenden premios distribuidos a los trabajadores de una empresa en función de su rendimiento individual o en equipo, o del rendimiento global de la empresa. Los incentivos se presentan en forma de aumentos, pagos de comisiones, bonos de una sola vez, opciones sobre acciones e incentivos indirectos, tales como billetes de avión, entradas para conciertos y vacaciones adicionales. Los incentivos normalmente son determinados y aplicados por los administradores. Los gerentes también determinan qué criterios podrán ser utilizados para determinar qué empleados son elegibles para el incentivo ofrecido.

Ventaja: la sana competencia

Los incentivos a los empleados pueden generar una sana competencia entre los individuos o grupos de empleados dentro de una empresa. Si sólo un número determinado de personas recibe incentivos basados ​​en el desempeño individual o grupal, eso puede hacer que trabajen más duro, si el incentivo es lo suficientemente convincente. Al mismo tiempo, los programas de comisiones, que son otro tipo de incentivos, pueden estimular al personal de ventas a trabajar más inteligentemente y más duro, porque una parte importante de su salario depende de los incentivos de rendimiento.

Desventaja: El resentimiento del empleado

En una meritocracia perfecta, donde los empleados que trabajan más duro cosechan siempre la mayoría de las recompensas, los incentivos plantean pocos problemas. Pero ninguna empresa opera en un mundo ideal y, por lo tanto, los incentivos pueden crear resentimiento y discordia entre los equipos y los empleados. Aunque es fácil cuantificar el rendimiento de un vendedor, es más difícil de cuantificar la contribución de un escritor para el departamento, incluso si el escritor está añadiendo el mismo valor para la empresa. Eso puede conducir a aquellos que no están bajo un plan de incentivos a sentirse poco apreciados de tener un trato injusto.

Ventajas: Retención

Los incentivos diseñados de manera inteligente pueden ser una gran ayuda para las empresas que buscan retener a los empleados para el largo plazo. Los incentivos lucrativos, ya sean en forma de acciones o bonos, hacen que valga la pena para los empleados a permanecer en tu empresa, incluso si una oferta de salario de un competidor es más atractiva. Los incentivos también pueden hacer que los empleados se sientan como si su trabajo es apreciado, reflejándose bien en sus directivos y en la empresa en su conjunto.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images