Ventajas y desventajas de los beneficios retenidos

Escrito por Rena Dietrich | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las utilidades o ganancias retenidas es el capital que queda después de que los dividendos y los impuestos han sido pagados. La compañía se queda con el dinero para reinvertir en el negocio o para pagar deudas. Las ventajas de los beneficios no distribuidos son que hay más capital disponible para el crecimiento y un mayor rendimiento de las inversiones y del patrimonio de los accionistas. Algunas desventajas son que la compañía tendrá que pagar más impuestos sobre la renta y no pagará tantos dividendos.

Crecimiento

Una ventaja de los beneficios o ganancias no distribuidas es que hay capital disponible para el crecimiento. Las mejoras y la expansión son caras pero necesarias para seguir siendo competitiva. Las empresas tienen que buscar segmentos de mercado dentro de su industria que ofrezcan oportunidades para captar cuota de mercado. La identificación de estas áreas requiere de tiempo y recursos ya que necesitan identificar qué productos y servicios ofrecerán un valor excepcional y satisfarán las necesidades no satisfechas. El diseño de nuevos productos y servicios requiere de investigación y desarrollo, y estos costos pueden ser muy altos. Éstos están mejor financiados con cargo a las utilidades retenidas.

Aumento del retorno sobre la inversión y del capital contable

Las empresas utilizan las utilidades retenidas para invertir. Las inversiones pueden ser una fuente de ingresos adicionales si aumentan en valor y pagan dividendos. Sin embargo, existe el riesgo de que no funcionen como se espera y pierdan valor. El precio de compra de las inversiones cambia de manera diaria y afecta directamente al valor de la inversión. Unas utilidades retenidas mayores significa que la compañía lo está haciendo bien y atrae a los accionistas. Cuando la demanda de acciones aumenta, aumenta su precio también así como el valor total de la empresa.

Impuestos más altos

Las ganancias o utilidades retenidas son las utilidades que quedan después de que los impuestos y los dividendos son pagados. Una de las desventajas de contar con los beneficios no distribuidos es que la empresa tiene que pagar impuestos federales y estatales. Si bien es una consideración, esto no debe disuadir a que las empresas retengan los beneficios. Muchos saltos de impuestos existen para disminuir la cantidad de impuestos sobre la renta adeudada; hay créditos por depreciación de maquinaria y equipo, investigación y desarrollo e ingresos de procedencia extranjera, sólo por nombrar algunos.

Dividendos

Si la política de la empresa es maximizar las ganancias retenidas, ésta no podrá desembolsar muchos dividendos. En tiempos de dificultades económicas, algunos inversionistas requieren altos dividendos para ayudar a compensar el riesgo. Las acciones que no pagan dividendos será menos atractivas para ellos. Las grandes reservas de dividendos suelen ser baratas y son más accesibles para el público en general. Sin embargo, los inversores pueden decidir que una acción barata de precio es una señal de que la empresa está en problemas.

Créditos de las fotos

  • pen showing diagram on financial report/magazine image by Anton Gvozdikov from Fotolia.com