Ventajas de la nómina cada dos semanas

Escrito por Catherine Lovering | Traducido por Nieves Fragola

Cuando negocias el pago con un nuevo empleado, casi nunca surge el tema de las características específicas del esquema de retribución. Sin embargo, cuando un empleado lleva a cabo un trabajo y tienes que pagarle, dicho esquema se convierte en un gasto administrativo para ti y la base del presupuesto personal del empleado. El pago a los empleados en semanas alternas tiene ventajas para todas las partes, en comparación con los esquemas bimensuales y semanales.

Los empleado reciben su pago con mayor frecuencia que quincenalmente

La nómina cada dos semanas representa 26 cheques de pago al año, dos más que los 24 cheques al año que reciben los empleados que cobran quincenalmente. Un esquema por el que se paga cada dos semanas podría ser un incentivo para que los empleados permanezcan en la empresa. El programa también es predecible y fácil de recordar. Por ejemplo, un esquema en el que se le paga a los empleados cada segundo miércoles raramente se topa con problemas de calendario con las vacaciones y nunca con los fines de semana.

Los empleadores pueden realizar un seguimiento de las horas más fácilmente que con una nómina bimestral

Los cheques frecuentes permiten a los empleadores rastrear a los empleados que cobran por hora para asegurarse de que no están trabajando más de un cierto número de horas cada semana. Esto evita que el empleado incurra en horas extraordinarias por las cuales el empleador tendrá que pagar. Hay un máximo de 14 días entre períodos de pago cuando éste se emite cada dos semanas, pero una posibilidad de 16 días entre períodos de pago en un plan bimensual, y la diferencia es significativa cuando sólo se necesita una hora para que se produzcan horas extraordinarias.

Reducción de los costos administrativos en comparación con la nómina mensual

Los propietarios de pequeñas empresas que pagan a sus empleados cada semana gastarían menos en tiempo y recursos de personal si en cambio emitieran sus cheques cada dos semanas. A los propietarios que externalizan su nómina a otra empresa se les cobra menos por tener cheques emitidos cada dos semanas en lugar de semanalmente. Sin embargo, si hubiera implícito un cambio, la compañía de nómina podría cobrar por el tiempo invertido en aplicar el nuevo esquema.

Posibilidad para los empleados de llevar un presupuesto con facilidad

A los empleados que pagan sus hipotecas una vez cada dos semanas les resultará más fácil destinar el dinero para dicho pago cuando los cheques de pago se emiten con el mismo programa con el que hacen los pagos de sus hipotecas. Si los empleados no tienen dicho programa de hipoteca, podrían querer negociar uno con sus prestamistas si su empleador ofrece un plan de pago cada dos semanas. Dado que el pago emitido cada dos semanas resulta en dos cheques de pago "extras" al año en comparación con el pago quincenal, estos pagos hipotecarios hechos cada dos semanas resultan en un pago del préstamo más rápido y menos intereses pagados en el largo plazo.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images