Ventajas de la compra de una empresa por parte de sus empleados

Escrito por Tanya Robertson | Traducido por Mike Tazenda

Las compras de empresas por parte de empleados ofrecen ventajas tanto a negocios grandes como pequeños. En muchos casos, los empleados están agradecidos por tener una oportunidad de tomar parte en la empresa para la que trabajan. Sin embargo, al decidir si esta opción es la mejor para la continuación de la compañía, se debe hacer un cuidadoso análisis de la situación en particular. Parte de este análisis incluye la evaluación de las potenciales ventajas de la transacción.

Motivación para el éxito

Una ventaja de la posesión de la empresa por parte de los empleados es la motivación para el éxito que ofrece, principalmente porque cada empleado ahora tiene un interés económico en el bienestar del negocio. En última instancia, esto resulta en menos desperdicios, mayor productividad, menor tasa de recambio y mejores productos. Así se crea una situación favorable para todos los involucrados, porque los empleados trabajarán en un mejor ambiente y estarán orgullosos de su labor, y los clientes obtendrán los beneficios de mejores productos a menores costos.

Beneficios financieros

Bajo ciertas circunstancias, las empresas en manos de sus empleados pueden evitar legalmente el pago de impuestos federales. En la medida en que la compañía sea propiedad 100% de los empleados bajo un plan de acciones (ESOP por sus siglas en inglés) y que se seleccione el tipo de corporación S para la estructura impositiva, entonces la empresa se vuelve virtualmente una entidad libre de impuestos. Además al sustancial ahorro que esto supone tanto para la compañía como para los inversores, el flujo de caja se incrementa.

Mayor voluntad para el sacrificio

Las compras por parte de empleados a menudo se producen en momentos financieros difíciles. Por lo tanto, los trabajadores deben hacer sacrificios. Sin un interés económico en el éxito del negocio, los empleados estarían menos dispuestos a hacer esos sacrificios. Sin embargo, una vez que poseen una porción de la empresa, se vuelven más dispuestos a hacer lo que sea necesario para la supervivencia de largo plazo de su negocio.

Reducción del reembolso de la deuda

Otra ventaja de la compra de la empresa por parte de los empleados es que las deudas pueden ser saldadas mucho más rápidamente. Ésto se debe principalmente a que la compañía ahorra mucho dinero en otras áreas, como por ejemplo impuestos federales. Este dinero extra puede usarse para pagar las deudas y reducir los intereses. En la medida en que la deuda se reduce, la empresa se vuelve más saludable y atractiva para prestamistas, inversores y empleados.

Créditos de las fotos

  • NA/Photos.com/Getty Images