Tres métodos para motivar a los empleados con un cambio organizacional

Escrito por Jonathan Lister | Traducido por Laura De Alba

Un cambio organizacional puede tomar muchas formas, desde un simple cambio en tu filosofía de negocios hasta establecer una alteración formal en las ofertas de servicio o productos de tu negocio. Motivar a los empleados a través de un cambio organizacional requiere una devoción singular para mantener la moral de la fuerza laboral. Mantener a los empleados felices a través de incluso los cambios más pequeños en las operaciones puede ser difícil, a menos de que tú, como propietario, le des valor a las opiniones y desarrollo personal de cada empleado.

Procesos de cambio organizacional

El cambio dentro de tu organización no es necesariamente una alteración física de tu negocio, un cambio completo en la forma en que tu compañía trae dinero o un cambio en los productos que fabrica el negocio. Un cambio organizacional puede aplicar a la cultura, estrategias de negocios y manejo de recursos humanos. Estos cambios no corpóreos ocurren tanto en las mentes de tus trabajadores como dentro de las filosofías que tú, como propietario, eliges para hacer negocios. De acuerdo con el sitio web Management Help, motivar a los empleados a través de un cambio organizacional depende de tu habilidad para crear un ambiente que conduzca a espíritus elevados y potenciamiento personal.

Facilita el aprendizaje de los empleados

Simplemente proporcionar entrenamiento adicional para familiarizar a los empleados con los cambios organizacionales no es suficiente para motivarlos e incrementar el conocimiento. De acuerdo con Businessballs.com, un sitio web de información de negocios, enfocarse en el desarrollo de los empleados en términos de madurez emocional, integridad y compasión permite a los empleados sentirse personalmente involucrados en los cambios organizacionales. Los empleados que se sienten más involucrados en el proceso de cambio de una compañía muestran mayores niveles de motivación e internalizan nuevos métodos de operación. Esto permite una transición más sencilla y le ayuda a tu compañía a incrementar la productividad general.

Alinear las metas de los empleados

Alinear las metas de negocios de tu compañía con las metas personales de tus empleados te puede ayudar a incrementar la motivación de la fuerza laboral a través de un cambio organizacional. Por ejemplo, establecer las metas de tu negocio en términos de construir relaciones de comunidad positivas y sostener niveles de beneficios responsables permite a los trabajadores identificarse con esas metas del negocio, porque pueden aplicar los conceptos a sus deseos personales. Los trabajadores que entienden y aprueban las metas de tu compañía trabajan más duro para ayudar al negocio a lograr esos hitos. En contraste, los empleados no trabajaran tan duro para lograr metas que ven como deshonestas o amorales.

Mantén la comunicación abierta

La transparencia logra mucho para disminuir las dudas de los empleados sobre un cambio organizacional y permite a los trabajadores sentirse más involucrados con las demás iniciativas de tu compañía. Reservar sesiones de preguntas y respuestas con los empleados también puede ayudar a diseminar la información y lanzar tierras sobre los rumores antes de que los chismes puedan dañar la moral en el lugar de trabajo. Hablar simple y llanamente y evitar darle vuelta a tus respuestas ayuda a eliminar el lenguaje vago que puede provocar confusión. Los empleados observan directamente a un propietario que no habla utilizando un lenguaje directo. Mantener la comunicación abierta y positiva durante un cambio organizacional mantiene los trabajadores motivados e incluso puede conducir a nuevas ideas que ni siquiera habías considerado cuando comenzaste implementar este cambio.