Trabajos en contabilidad desde casa

Escrito por Sheila Shanker | Traducido por Pau Epel

    Los trabajos en contabilidad desde casa son difíciles de encontrar, pero existen. Muchos contadores trabajan desde casa llevando la contabilidad de pequeñas empresas. Ellos tienen computadoras y conexiones a Internet, haciendo posible el trabajo desde casa. Una vez que te has probado a ti mismo, un negocio puede permitirte trabajar desde tu casa. Las pequeñas empresas posiblemente podrían preferir situaciones de trabajo desde el hogar en vez de pagar por más espacio para empleados. La clave es mostrar un buen desempeño y resultados con mínima supervisión.

    Enseñar en línea

    Muchos contadores pueden enseñar en línea desde su hogar. Con un título de maestría, puedes enseñar contabilidad, especialmente si tienes 18 horas de cursos de posgrado en esta área. El pago varía con la educación y carga laboral, y usualmente los profesores en línea cobran por el curso y no reciben beneficios. Los mejores prospectos para enseñar en línea se ofrecen a los contadores con títulos de doctorado. Ellos pueden enseñar en cursos profesionales y de maestría, en escuelas de todo Estados Unidos.

    Firmas de contaduría pública

    Se pueden encontrar trabajos en contabilidad desde casa en firmas de contaduría locales que necesitan ayuda extra con su manejo de libros o impuestos. No hay necesidad de tener el software, pero sí necesitarás acceso a una computadora y a Internet. Se puede acceder remotamente al sistema de la firma, permitiéndote trabajar desde tu hogar. Muchas firmas necesitan personas de vez en cuando para manejar conciliaciones, análisis y proyectos especiales. Una firma de contaduría pública frecuentemente tendrá documentos que podrás llevar a tu casa para organizar e ingresar los datos en un sistema contable.

    Escribir sobre contabilidad

    Trabaja desde tu hogar escribiendo sobre contabilidad e impuestos para revistas en línea e impresas. Toma clases de escritura, si es necesario, para mejorar tus habilidades, pero es un trabajo realizable. Trabaja con editores editando o escribiendo libros de contabilidad o folletos desde casa. Escribe cursos en línea de educación continuada para contadores públicos y otros profesionales. Esto no es un empleo en sí, pero obtener cheques mensuales ayuda al resultado final.

    Advertencia

    Las estafas abundan en el área de trabajos desde casa y la contabilidad no es una excepción. Ten cuidado con los trabajos que requieren depósitos de dinero en tu cuenta en los EE.UU., o con trabajos que requieren tarifas para participar. Muchos de estos trabajos son estafas. Asegúrate de que el empleo es legítimo y por qué la firma quiere pagar por el trabajo. No des tu número de seguridad social u otra información financiera personal, a menos que estés seguro de que el negocio sea legítimo.

    Consideraciones

    Muchas situaciones de trabajo desde casa no son trabajos que resulten en obtener una forma de impuestos W-2 al final del año. La mayoría son empleos por contrato que requieren una forma 1099. Como contratista, tendrás que pagar por la seguridad social y los impuestos de Medicare (15,3 por ciento en 2010) y usualmente no se retienen impuestos en tu cheque de pago. Esto genera más dinero con cada cheque, pero al final del año puedes terminar con una considerable factura de impuestos.

    Referencias

      Créditos de las fotos