Trabajo en equipo vs. grupos orientados al trabajo

Escrito por Wanda Thibodeaux | Traducido por Daniel Cardona

En una empresa, los gerentes con frecuencia forman grupos o equipos para completar el trabajo. Hay una conexión entre los grupos orientados a tareas y los verdaderos equipos en que los grupos orientados a la tarea pueden llegar a ser verdaderos equipos si maduran en la forma como funcionan e interactúan. Mirar las diferencias entre un grupo orientado a las tareas y el trabajo en equipo ayuda a los administradores a ver cuánto se ha desarrollado un grupo por este motivo.

Liderazgo

En un grupo orientado a las tareas, por lo general hay un líder que delega. El líder asigna tareas y mantiene a todos en movimiento hacia la meta. Cuando hay verdadero trabajo en equipo, sin embargo, cada persona lleva y delega en su propio camino. La gente toma consejo y dirección de otros, reconociendo las capacidades, habilidades y conocimientos que cada persona tiene. Por ejemplo, si una persona es responsable de la documentación del grupo y otro se encarga de investigar la viabilidad de las ideas, las personas pueden pedir a otros miembros del grupo que produzcan registros específicos o inicien contactos específicos basados ​​en el acceso a los datos y el grupo de personas.

Propósito y misión

En un grupo orientado al trabajo, por lo general es el líder o la persona que forma el grupo quien define su propósito y misión. Este líder presiona su concepto para el grupo en los otros miembros. Cuando las personas se involucran en el trabajo en equipo, por el contrario, cada miembro del grupo aporta ideas sobre lo que el grupo debería estar haciendo y por qué. Si alguien del grupo quiere cambiar su misión, todos los miembros del grupo tienen que apoyar el cambio.

Responsabilidad

En un grupo orientado a las tareas, el líder le dice a los demás miembros del grupo qué tareas completar y cómo. Cuando el grupo tiene éxito, el líder puede tomar el crédito por ello. Por el contrario, los demás también lo culpan si el grupo falla en lo que está tratando de lograr. Los miembros del grupo a veces se ven tentados a dar menos de lo que son capaces de dar, porque entienden que el líder será el más afectado. Con un equipo, el líder principal aún puede tener parte de la culpa crédito, pero los miembros individuales del equipo también. Los miembros del equipo esperan entre sí para ayudar a los demás y hacer lo mejor posible y no permiten que se desvinculen.

Eficacia

Los grupos orientados a las tareas ponen la culpa o alabanza sobre todo en el líder del grupo. Cuando alguien realiza auditorías del grupo y trata de determinar la eficacia, se ve sobre todo la forma en que el líder consiguió el resultado. En un equipo, el evaluador mide la eficacia mirando lo que el equipo ha hecho colectivamente. Debido a que el evaluador considera que los miembros de un equipo está interconectados de esta manera, el fallo de un miembro del equipo para cumplir los objetivos puede tener un impacto negativo en la evaluación de todo el grupo.

Resolución de problemas

Cuando una persona está en un grupo orientado a las tareas, el líder del equipo le empuja a resolver problemas y hacer las cosas. En un equipo, los miembros aceptan la resolución de problemas como una forma de vida y hacen que sea más automático. Buscan soluciones de forma individual por el bien del equipo y lo hacen a menudo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/BananaStock/Getty Images