Top 5 de los valores de ser un trabajador social

Escrito por Ashley Miller | Traducido por Ana María Guevara
Los trabajadores sociales tratan de mejorar las vidas de los menos afortunados.

Los trabajadores sociales tratan de mejorar las vidas de los menos afortunados.

Los trabajadores sociales hacen una contribución significativa al mejoramiento de la sociedad y mejoran las vidas de las personas. Como un trabajador social, puedes trabajar a una gran escala, lo que significa trabajar para una organización que ayuda a naciones subdesarrolladas, o puedes elegir trabajar a un nivel pequeño, como en una práctica privada proporcionando consejería individual. Sin importar el ambiente que elijas, se espera que cumplas un código profesional de ética, el cual incluye los cinco valores principales del trabajo social.

Servicio a la humanidad

El servicio a otros es uno de los principales valores en el trabajo social, desde el cual todos los otros valores salen. Los trabajadores sociales saben que servir a otros es más importante que el autointerés y colocan las necesidades de sus clientes primero que las propias. Esto puede ser difícil a veces, y se espera que busques el consejo de tu supervisor o incluso que participes en tu propia psicoterapia para ayudarte a lidiar con cualquier problema personal que pueda surgir. Adicionalmente, el valor del servicio significa que serás animado a dedicar voluntariamente un poco de tu tiempo, o trabajar en una base pro bono, según el Código de Ética de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales.

Justicia social

La justicia social es otro valor clave del trabajo social. Muchos trabajadores sociales deciden entrar a la profesión porque reconocen la necesidad de ayudar a las poblaciones no privilegiadas y vulnerables, como los desamparados, aquellos que tienen problemas con el abuso de sustancias o víctimas de violencia doméstica. Convertirse en trabajador social significa que tienes un deseo inherente para mejorar las vidas de las personas menos afortunadas o incapaces de abogar por sí mismos. Según el Código de Ética de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, los esfuerzos de cambios sociales en el trabajo social están principalmente centrados en el desempleo, la pobreza, la discriminación y otras formas de injusticia social.

Dignidad humana y valor

Como un trabajador social, comprendes el valor inherente de cada vida humana, sin importar los antecedentes o creencias. Respetas las diferencias entre tus creencias personales y aquellas de tus clientes, teniendo en cuenta la ética y la diversidad cultural. Puede haber momentos en los que tengas que lidiar con tus propios prejuicios contra una población particular. Puede ser difícil, pero tienes que poner a un lado tus sentimientos por el bien de ayudar a tus clientes. Sabes que ellos tienen el derecho de la autodeterminación, incluso si piensas que sabes qué es mejor en una situación dada.

Integridad

La integridad significa actuar honesta, responsable y éticamente en todo momento. Eres de confianza y no traicionas la confidencialidad del cliente, a no ser que así lo requieras en ciertas circunstancias por ley, como en casos de tendencias suicidas. No sólo actúas con integridad, sino que también la promueves en tus colegas y otros profesionales. Por ejemplo, no ignoras a un colega que dice chismes sobre un cliente, lo confrontas directamente o le comunicas tus preocupaciones a tu supervisor.

Competencia

El valor de la competencia significa que practicas en tu área de dominio, y no tergiversas tus habilidades o experiencia para ir adelante. Según un artículo publicado en el 2009 en el "Diario de los Valores y Ética del Trabajo Social", la competencia también significa que estás continuamente tratando de mejorar tus conocimientos y para hacer contribuciones significativas a la profesión. Esto puede significar que participas en clases de educación continua o conferencias profesionales regularmente o participas en investigaciones académicas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images