Tipos de sistemas de manejo de inventarios

Escrito por Kenneth Hamlett | Traducido por Laura De Alba
El sistema de manejo de inventarios que elige una compañía depende de varios factores.

El sistema de manejo de inventarios que elige una compañía depende de varios factores.

Manejar apropiadamente el inventario requiere un sistema de algún tipo. No importa si el sistema consiste en escribir los niveles de inventario en la parte posterior de una envoltura o en utilizar un sistema de identificación de radiofrecuencia más sofisticado. Los diferentes tipos de sistemas de manejo de inventario tienen pros y contras. Para un pequeño negocio que está decidiendo qué sistema de manejo de inventario utilizar, elegir el correcto consiste en la opción que tenga más valor para la compañía.

Manual

Muchos propietarios de pequeños negocios, especialmente si el negocio tiene muy pocos productos, mantienen un registro de su inventario de forma manual. La forma más fácil de realizar un inventario manual es en una hoja de cálculo. Por ejemplo, una pequeña panadería puede utilizar una hoja de cálculo para mantener un registro de las compras y uso del inventario. El propietario también puede establecer una hoja de cálculo para saber cuándo se necesita reordenar ingredientes. Al principio de cada semana, el propietario cuenta manualmente la fila de ingredientes y componentes que tiene a la mano. Ingresa estos valores en la hoja de cálculo. También ingresa el uso esperado basándose en las órdenes existentes. Usando las fórmulas de cálculo apropiadas, determina si tiene suficientes materiales para la semana o necesita comprar más. Los sistemas manuales permiten que el propietario de un pequeño negocio maneje el inventario con muy poca inversión en sistemas o entrenamiento. Mantener la integridad de datos es una desventaja principal cuando se maneja un inventario usando una hoja de cálculo. Una sola entrada de datos o un error en la fórmula puede provocar imprecisiones importantes en el resultado de los datos

Código de barras

Los sistemas de manejo de inventario que utilizan códigos de barras incrementan la precisión y eficiencia en el manejo. Todos los vendedores al menudeo principales usan la tecnología de código de barras como parte de un programa de manejo de inventario general. Cuando un código de barras es leído en el punto de venta (la caja registradora computarizada) los datos de venta del inventario son inmediatamente leídos para ampliar el sistema que mantiene las estadísticas de uso. El departamento de compras de la compañía usa estos datos para hacer las decisiones de compra basándose en las ventas y los niveles de inventario existente. Los códigos de barra también manejan el inventario a nivel almacén. La mayoría de los almacenes usan códigos de barra o identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) para escanear el inventario que ingresa en el manejo del almacén o en el software de manejo. La tecnología de código de barras facilita el movimiento del inventario dentro de los confines del almacén (de un lugar a otro) o del proveedor al almacén (recepción) y del almacén al cliente (recolección, empaque y envío).

Identificación por radiofrecuencia

Mientras que la tecnología de código de barras ha hecho mucho para incrementar la precisión y la eficiencia para manejar el inventario, la identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) ha levantado la barra del manejo de inventarios. Las compañías que utilizan esta tecnología regularmente mueven miles de piezas de inventario a través de sus puertas. La RFID usa dos tipos de tecnología para los movimientos: tecnología activa y pasiva. La tecnología RFID activa usa lectores de etiqueta fijos asignados a lo largo del almacén. En cualquier momento que un artículo con una etiqueta RFID pasa por el lector, el movimiento del artículo se registra en el software de manejo de inventario. Los sistemas activos funcionan mejor en ambientes que requieren un registro de inventario en tiempo real o donde existen problemas de seguridad. La tecnología RFID pasiva requiere el uso de lectores portátiles para monitorear el movimiento dentro del inventario. Al igual que el sistema activo, una vez que la etiqueta del artículo es leída, el dato del movimiento es transmitido al software de manejo de inventarios de la compañía. Debido a que la tecnología RFID tiene un rango de lectura de hasta 40 pies (12,19 m) usando la tecnología pasiva y hasta 300 pies (91,44 m) usando la tecnología activa, incrementa ampliamente la precisión del movimiento del inventario en un almacén.

Créditos de las fotos